conceptismo


Búsquedas relacionadas con conceptismo: conceptistas, culteranismo

conceptismo

s. m. LITERATURA Estilo literario típico del barroco español, caracterizado por el uso de vocablos rebuscados y juegos de palabras ingeniosos y agudos.

conceptismo

 
m. lit. Corriente literaria española, opuesta a culteranismo. Aspira a conseguir significado profundo por medio de un lenguaje conciso. Su representante genuino fue Quevedo.
Traducciones

conceptismo

concettismo

conceptismo

SMconceptism witty, allusive and involved style of esp 17th century CULTERANISMO, CONCEPTISMO
Ejemplos ?
disociativo, dualista, polarizador, se revela en la expresión, en el vano lujo de colores y palabras, en el énfasis, en la « inundación de mala y turbia retórica », en la manera hinchada de hipérboles, discreteos, sutilezas y metaforismo apoplético. Nuestros vicios castizos, desde Lucano y Séneca acá, el culteranismo y el conceptismo, brotan del mismo manantial.
Dícese que el culteranismo y la hipérbole arrancan de brillantez de imaginación, el conceptismo de agudeza de ingenio. ¡Socorrido recurso el de la brillante ó fogosa imaginación española!
Y al tomar en bruto los hechos para realizarlos, acude al desenfreno del color externo, de lo distintivo en ellos, así como cae por otra parte en el conceptismo de los universales faltos de nimbo; sensitivismo é intelectualismo, disociación siempre.
La poca capacidad de expresar el matiz en la unidad del nimbo ambiente lleva al desenfreno colorista y al gongorismo caleidoscópico, epilepsia de imaginación que revela pobreza real de ésta; la dificultad en ver la idea surgiendo de su nimbo y dentro de él, arrastra á la escenografía intelectualista del conceptismo; y la falta de tino para dibujar las cosas con mano segura á la par que suave, en su sitio, brotando del fondo á que se subordinan, conduce á las tranquillas oratorias dé acumular sinónimos y frases simétricas, desdibujando las ideas con rectificaciones, paráfrasis y corolarios.
Es la tal ley un sino fatal, es la sociedad imponiéndose al individuo, disociado de ella en espíritu, no diluido en el nimbo colectivo; es ley externa la que engendra el conceptismo dilemático del pundonor.
¡Cuánta simpleza! Este conceptismo es militante y dogmático, y hasta tal punto nos corroe el dogmatismo, que le hay del anti-dogmatismo.
Siguiendo esta pauta, Leo Spitzer consideró que la principal característica de Salinas fue el «conceptismo interior», que se manifiesta en paradojas y condensación de conceptos.
Junto a ella editó el manual de Crítica literaria. España e Italia ante el conceptismo, Madrid. Consejo Superior de Investigaciones Científicas, 1968 Formación de la teoría literaria, Madrid: Cupsa Editorial, 1977.
El pueblo prefiere las composiciones breves y concisas que se pueden memorizar con facilidad; en el deseo de reducir y eliminar lo superfluo se llega a una condensación e incluso a cierto conceptismo primitivo.
No abusa del cultismo y prefiere un lenguaje llano frente a poetas como Juan de Mena y el Marqués de Santillana y, en general, de la lírica cancioneril de su tiempo; ese es un rasgo que individualiza bastante al autor en una época en que la presunción cortesana hacía a los líricos cancioneriles exhibir su ingenio mediante un prematuro conceptismo o bien demostrando sus conocimientos con el latinizamiento de la escuela alegórico-dantesca.
Poseía un estilo castizo y sin afectaciones, algo bastante raro para la época del Conceptismo y del Culteranismo y que denotaba un juicio maduro y ajeno a las modas; otro de sus rasgos novedosos es el temperamento prerromántico de sus historias; Lozano sentía una gran atracción por las leyendas tradicionales o históricas y le atrae especialmente lo macabro, aunque no cede en su propósito moralizador; su imaginación se beneficiaba además de sus extensas lecturas.
Es autor también de varios memoriales. En la polémica entre culteranismo y conceptismo se alineó a favor de Góngora. Atacó por otro lado la ostentación durante el mandato del Conde-Duque de Olivares en su obra Invectiva en discursos apologéticos contra el uso público de las guedejas, en la que criticaba los peinados masculinos de moda.