Ejemplos ?
Sin embargo Guillén había pasado toda su vida buscando la protección de la nobleza debido a sus frecuentes problemas económicos. La dote de esta jovencita le permitió pasar con desahogo los años que le restaban de vida.
En 1872 organizó la sección portuguesa de la Asociación Internacional de Trabajadores y se presentó a las elecciones como candidato socialista. En 1873 murió su padre, y la herencia recibida permitió al poeta vivir con desahogo durante los años siguientes.
Sostuvo pleitos sobre la herencia de dos mayorazgos que ganó, lo que le supuso dejar de pasar apuros económicos y poder vivir con desahogo en la Corte.
La profundidad de una zona que ha de servir de base de operaciones será la necesaria para que las tropas se acantonen durante la concentración y puedan vivir con desahogo.
Aquí se vio claramente la arquitectura engañosa de las fábricas de la maldad: tienen la entrada fácil y la salida difícil; es muy embarazoso el bulto del pecado: éntrase con desahogo a pecar, y en pecando, se ahoga el hombre en las propias anchuras.
Si la casa es grande: «¡Qué hermosura! –exclamo–: esto es vivir con desahogo, esto es lujo y magnificencia». Si es chica: «Gracias a Dios –me digo– que salí de esos eternos caserones que nunca bastan muebles para ellos; ésta es a lo menos recogida, reducida, propia, en fin, del hombre, tan reducido también y limitado».
Vivían juntos, con desahogo, con lujo casi; el primo se guiaba en todo por la cuñada; la cuñada tuvo vergüenza de aquella adoración tímida..., y se retiró a la casita de las afueras con su madre.
Recobrándose poco a poco, incorporado sobre la almohada, fue recogiendo lentamente los sueltos cabos de sus recuerdos y reconstruyendo lo pasado en su mente. Ensanchó el pecho, respirando con desahogo, y murmuró: -¡Qué pesadilla!
CAPITULO X De la libertad con que Séneca reprendió la teología civil, con más vigor que Varrón la fabulosa Pero la libertad que faltó, a Varrón para reprender a cara descubierta y con desahogo, como la otra, esta teología urbana tan parecida la teatral, no faltó, aunque no del todo, pero sí en alguna parte, a Anneo Séneca, que por varios indicios sabemos floreció en tiempo de nuestros santos apóstoles, porque la tuvo en la pluma, aunque le faltó en la vida.
Transcurrido el plazo dado a las partes, con desahogo de la vista o sin ella, el órgano judicial de amparo dictará resolución fundada y motivada en que declare si la sentencia está cumplida o no lo está, si incurrió en exceso o defecto, o si hay imposibilidad para cumplirla.
Nadie ignoraba que la infeliz, casada con un mozo carnicero, residía, años antes, en compañía de su madre y de su marido, en un barrio extramuros, y que la familia vivía con desahogo, gracias al asiduo trabajo de Antonia y a los cuartejos ahorrados por la vieja en su antiguo oficio de revendedora, baratillera y prestamista.
En el fondo, algunas ideas expresadas lo están en los “Entretiens sur l’Architecture”, pero no todo debe sujetarse a la necesidad, el problema, creo es lo siguiente: para dar satisfacción al objetivo artístico que requiere nuestra época, es indispensable buscar medios más económicos que los actuales para no ser raquíticos en nuestras concepciones, sino que dispongamos de medios para que con desahogo cumplir el objetivo estético moral.