comunista

(redireccionado de comunistas)
También se encuentra en: Sinónimos.

comunista

1. adj. ECONOMÍA, POLÍTICA, SOCIOLOGÍA Del comunismo régimen comunista.
2. adj./ s. m. y f. ECONOMÍA, POLÍTICA Que es partidario del comunismo.

comunista

 
adj. Díc. de lo relativo al comunismo.
adj.-com. Partidario de este sistema.

comunista

(komu'nista)
sustantivo
política partidario del comunismo comunistas soviéticos

comunista


abreviación
relativo al comunismo sistema comunista
Sinónimos

comunista

adjetivo y sustantivo
Traducciones

comunista

comunista

comunista

comunista

comunista

komunista, komunistický

comunista

kommunist, kommunistisk

comunista

kommunisti, kommunistinen

comunista

communiste

comunista

komunist, komunistički

comunista

共産主義の, 共産主義者

comunista

공산주의의, 공산주의자

comunista

kommunist, kommunistisk

comunista

เกี่ยวกับคอมมิวนิสต์, คอมมิวนิสต์

comunista

komünist

comunista

người cộng sản, theo chủ nghĩa cộng sản

comunista

Комунистическата

comunista

A. ADJcommunist
B. SMFcommunist
comunista libertariolibertarian communist
Ejemplos ?
Para los Survietnamitas, una retirada precipitada, permitiría inevitablemente a los Comunistas, repetir las masacres que siguieron a su surgimiento en Vietnam del Norte hace 15 años.
Artículo 6°- La Unión de Jóvenes Comunistas, organización de la juventud cubana de avanzada, cuenta con el reconocimiento y el estímulo del Estado en su función primordial de promover la participación activa de las masas juveniles en las tareas de la edificación socialista y de preparar adecuadamente a los jóvenes como ciudadanos conscientes y capaces de asumir responsabilidades cada día mayores en beneficio de nuestra sociedad.
Ellos mataron a más de 50.000 personas y cientos de miles más murieron en campos de concentración. Pudimos ver un preludio de lo que sucedería en Vietnam del Sur cuando los comunistas entraron en la ciudad de Hue el pasado año.
Voy a hacer campaña hacia arriba y abajo hasta que América nos dirigimos a los ladrones y los comunistas y los que los defienden de Washington, y recordar la gente, Eisenhower es un gran hombre.
Ante un repentino cese de nuestro apoyo, estas atrocidades vividas en Hue se convertirían en la pesadilla que asolaría a toda la nación entera, particularmente al millón y medio de refugiados Católicos que huyeron a Vietnam del Sur cuando los Comunistas se apoderaron del Norte.
Los enemigos de nuestro país, enemigos de casa y extraños, a veces nos llaman comunistas, a veces nos llaman fascistas, porque su ignorancia o su mala fe, les impiden apreciar la obra grandiosa de la Revolución Mexicana, que ligada necesariamente, como todos los grandes hechos históricos, al afán de justicia que mueve al proletariado del mundo entero, tiene, sin embargo, características propias, inconfundibles, perfiles definidos, que obedecen a la estructura económica y social de la Nación, y por consiguiente, a la táctica que en México ha tenido que emplear la Revolución, como un hecho viviente, como un fenómeno mexicano, para llegar a un régimen de justicia social, por el cual se lucha en todas las regiones del planeta.
Trabucazos, alaridos y protestas más lejos. Los comunistas andaluces. Mucho más lejos aún: el tango habanero en el estampido de la artillería: es la insurrección de Cuba.
Por eso el general Arévalo Cedeño que actualmente combate contra Gómez, temiendo que los trabajadores logren librarse de la explotación ayudados por los trabajadores verdaderamente revolucionarios que son los COMUNISTAS, dijo que cuando el llegara al poder «no habría bastantes árboles en las riberas del Orinoco para colgarlos».
Trabajadores: ingresad en vuestro partido de clase, el Partido Comunista Por primera vez en la historia de este país se ha formado en Venezuela con su sede en Caracas un comité organizador de los trabajadores revolucionarios (comunistas) de Venezuela.
Calurosamente acogido a su aparición por la vanguardia, entonces poco numerosa, del socialismo científico -como lo demuestran las diversas traducciones mencionadas en el primer prólogo-, no tardó en pasar a segundo plano, arrinconado por la reacción que se inicia con la derrota de los obreros parisienses en junio de 1848 y anatematizado, por último, con el anatema de la justicia al ser condenados los comunistas por el tribunal de Colonia en noviembre de 1852.
En las obras de los socialistas y comunistas franceses conocidas por él, la « propiété » no sólo había sido, como es natural, criticada desde varios puntos de vista, sino también utópicamente « abolida ».
En iguales términos se expresaban otros partidos de gobierno en forma de tal manera insensata que hasta el propio Partido Comunista manifestó su desacuerdo con ellos y en especial con el Partido Socialista, “que rechazaba todo acuerdo con la Democracia Cristiana y se unía cada vez más al Movimiento de Izquierda Revolucionaria en su tesis de la revolución violenta e inmediata”. Así lo han declarado numerosos dirigentes comunistas.