Ejemplos ?
En cierta manera, tenéis, no lo dudo, sobre el Nieto, imperio pïadoso y justo. A ser comunera del alcázar sumo, fueran mil parientes con vos de consuno.
Barichara: Municipio que conserva su arquitectura origial colonial, declarado patrimonio histórico y único lugar de Colombia que mantuvo la tradicional técnica de construcción en tierra. Guadalupe: Municipio de la provincia Comunera.
Santander está dividido en 87 municipios, es uno de los departamentos que más ha pocurado una conformación descentralizada por lo cual se organiza en 6 provincias regionales: Comunera, García Rovira, Guanentá, Mares, Soto y Vélez.
Enseñanzas históricas La revolución comunera está cargada de lecciones que bien pueden aplicarse a todas las luchas de envergadura importante posteriores en Colombia, comenzando por la guerra de independencia hasta nuestros días: la importancia crucial de aspiraciones y metas radicales, y de una dirección radical y revolucionaria.
El Manifiesto de la Revolución Comunera fue escrito por Fray Ciriaco de Archila, oriundo de Simacota, en este municipio también se presenta la primera revuelta dentro del marco de la Revolución de Los Comuneros que se llamó Revolución de los magnates de la plazoleta.
Fue destruido tras la rebelión comunera por lo que en la actualidad existen escasos restos de la torre del homenaje y algunas de sus antiguas dependencias.
Bucaramanga, Imprenta Departamental, 1939.= PHELAN, John Leddy. "El pueblo y el rey. La revolución comunera en Colombia, 1781". Bogotá, Carlos Valencia, 1980.
La marcha comunera, que según relatan las crónicas de la época sumaba masas de campesinos, indios y esclavos por donde pasaba, avanzó desde el Socorro con el objetivo de sitiar la capital y tomó las poblaciones de Las Cuevas, El Roble, Guaduas, Mariquita, Honda, La Mesa y Purificación (Tolima).
Están afiliadas a la Corporación al Sistema Nacional Ambiental, Sina. De la Cas dependen 74 municipios santandereanos, ubicados en las provincias de: Mares, Vélez, Comunera, Guanentá y Comunera.
Lograron, sin embargo, fugarse los liberales en un barco norteamericano con ayuda de la organización comunera canaria y la carbonería internacional y llegaron a Filadelfia en 1824 en medio de una absoluta miseria.
De las villas, las aldeas y las campiñas brotaron millares de personas, armadas de palos, viejos fusiles o instrumentos de labranza, que a lo largo de caminos y veredas se encaminaron a los acantonamientos principales de la masa comunera.
"20.000 Comuneros hacia Santa Fe". Bogotá, Pluma, 1981. FRIEDE, Juan. "Rebelión comunera de 1781. Documentos". Bogotá, Colcultura, 1981.