Ejemplos ?
A pesar de numerosas acusaciones por parte de Estados Unidos, los prisioneros de la Invasión a Playa Girón no fueron torturados, aunque muchos reportaron maltratos y vejaciones. Posteriormente fueron cambiados por medicinas y alimentos para niños denominando esta operación mercenarios por compotas.
Destacan los membrillos (que también se hacen con otras frutas) y compotas caseras de frutas, los pasteles, en especial los de frutas, como el clafotís o flonyarda; o los que tienen un toque de licor, como el canalat, de Burdeos o el pastel bourrit; Los productos de confitería parecidos a la familia de los turrones, como el nougat —entre el turrón español y el halva árabe— o los asociados a las castañas, en especial los marron glacé y la crema de castañas.
Muy apreciada para mermelada, por su alto contenido en pectina, dando mejor calidad y cantidad. También en compotas, para saborizar con este licor el Canard à l'orange (pato en salsa de naranja).
En el verano el personaje es un muchacho con gavillas de trigo sobre los hombros, en el otoño un vendimiador recogiendo las uvas maduras y en el invierno un anciano que se calienta las manos, pudiendo distinguirse entre los alimentos algunos dulces como turrón, rosquillas, embutidos e incluso una olla para fabricar compotas, todo ello conforme a sus tradicionales iconografías.
Los postres, que consistían en compotas de membrillo y ciruelas, hechas bajo la dirección de María, fueron muy elogiados por el huésped, cuyo paladar era voto, como de persona bien criada.
Cuando nacemos, nos regalas notas; después, un paraíso de compotas, y luego te regalas toda entera, suave Patria, alacena y pajarera.
He plantado para ella, en la huerta, debajo de tu cuarto, un ciruelo de ciruelas de cascabelillo, y no quiero que lo toquen si no es para hacerle después compotas, que guardaré en el armario para cuando ella venga.
Se utiliza para preparar compotas, mermeladas, caramelos, vino y el famoso jugo del amor, con supuestas propiedades afrodisíacas.
Nalca o Pangue: Los peciolos de las hojas («tallo») son comestibles, fibrosos y en mayor o menor medida astringentes, pero presentan abundante agua; y se utilizan crudos (en ensaladas o consumido en forma similar a una fruta, generalmente con sal) o en compotas.
Dentro de las preparaciones saladas es habitual el hornazo, y panes específicos. De todas formas son igualmente populares las compotas de frutas (peras o manzanas).
También la influencia española de la repostería judeo-morisca marcó su herencia gastronómica con recetas como los alfajores y chilenitos, las alojas de papaya o de piña, las compotas y frutas en almíbar elaboradas con frutas autóctonas, huevo mol, el manjar, sin olvidar las frutas de sartén como los buñuelos y los picarones.
Varias especies se cultivan como planta ornamental por su atractivo follaje y otras especies producen frutos comestibles para su consumo en fresco o en compotas, aunque la más importante especie es el Clavo Syzygium aromaticum, que es una especia muy importante.