complacerse

complacerse

(kompla'θeɾse)
verbo pronominal
sentir agrado o satisfacción de algo o alguien complacerse con la música
Traducciones

complacerse

indulge
Ejemplos ?
Esa tarde en su casa Jodie decide que para estar a la altura de su condición divina debe hacer ciertos cambios en su vida, entre ellos dejar de "Auto-complacerse".
invocar o dirigirse a un dios con los versos aprí; según el Aitareia-brahmana y el Shatápata-bráhmana. divertirse, deleitarse y complacerse; según el Taittiríia-samjita y Latiaiana.
273 Kiedis escribió «Sir Psycho Sexy» como una versión entusiasta y demasiado exagerada de él mismo; una figura que podría conseguir cualquier mujer, y hacerle lo que quisiera para complacerse.
Dado que una transacción ulterior significa que el agente pretende estar haciendo algo, mientras realmente está haciendo algo distinto, todos los juegos implican un timo. El saldo suele ser complacerse en sentimientos de culpa, incompetencia, pena, miedo o rencor que se denominan “rackets”.
El término en español se traduce como regodearse o regodeo, definido por la RAE como Complacerse maliciosamente con un percance, apuro, etc., que le ocurre a otra persona.
Pierre Bardin se muestra más preocupado por moral y la religión que Nicolas Faret: mientras que el hombre honesto debe respetar las convenciones sociales, no debe dedicarse a la galantería o simplemente a una vida elegante, cuyo único objetivo es complacerse.
Raimundo Angulo, presidente del concurso, ha animado a jóvenes aspirantes al Concurso a abstenerse de complacerse de la cirugía plástica en un esfuerzo para acentuar la importancia de belleza natural de la mujer colombiana.
El saldo suele ser complacerse en sentimientos de culpa, incompetencia, pena, miedo o rencor que se denominan “rackets”, término del argot estadounidense que se refiere a negocios ilegales.
Diamante cojeaba atrozmente y por su vieja y oscura piel corría un estremecimiento doloroso producido por el contacto de los rayos del sol, que desde la comba azulada de los cielos parecía complacerse en alumbrar aquel andrajo de carne palpitante para que pudieran sin duda distinguirlo los voraces buitres que, como puntos casi imperceptibles perdidos en el vacío, acechaban ya aquella presa que les deparaba su buena estrella.
Durcet, que no disponía como aquellos dos señores de semen a voluntad, consintió en ello de todo corazón Y después de una breve siesta fueron a instalarse en el salón, donde la interesante Duelos reanudó en los términos siguientes el hilo de su brillante y lasciva historia: ¿Cómo es, señores —dijo aquella hermosa mujer—, que haya Personas en el mundo a quienes el libertinaje ha entumecido el corazón de tal modo, ha embrutecido todos los sentimientos de honor y delicadeza de tal forma que únicamente se les ve complacerse y divertirse con lo que los degrada y envilece?
Cuando, pues, se pregunta sobre la vida común y social; si debe tenerIa el sabio de forma que el sumo bien con que se hace el hombre bienaventurado le quiera procure para su amigo como para sí propio, o si todo lo que hace sólo por causa de su bienaventuranza; no se trata del sumo bien, sino se trata de tomar o no tomar compañía para la participación de este bien, no por sí mismo, sino por a misma compañía, por complacerse del bien del compañero como de un bien propio.
– Si alguna vez existió la modelo –dije a Peyrehorade–, y dudo que el cielo haya creado una mujer así, ¡cómo compadezco a sus amantes! Debió complacerse haciéndoles morir de desesperación.