compartimental


Búsquedas relacionadas con compartimental: fasciotomia
Traducciones

compartimental

compartimentale
Ejemplos ?
Un modelo compartimental se produce cuando un producto no es retenido por ningún tejido y no presenta afinidad con él, sino que se difunde por toda la masa corporal.
La anestesia puede suceder antes de la necrosis cutánea, en cuyo caso puede ser una pista de que el proceso cutáneo no es una celulitis simple. La inflamación pronunciada y el edema pueden ocasionar un síndrome compartimental con una mionecrosis extensa como complicación.
Atrofia muscular espinal. Mielitis transversa. Neuritis. Herpes zóster. Síndrome compartimental. Enfermedad de Tay-Sachs. Espasticidad. Siringomielia.
La inflamación del músculo dañado en ocasiones conduce al síndrome compartimental —por compresión de los nervios y los vasos sanguíneos circundantes en el mismo compartimento fascial—, lo que genera pérdida de irrigación sanguínea y daño o pérdida de la función en la(s) parte (s) del cuerpo irrigada(s) por esas estructuras.
El síndrome compartimental se trata con cirugía para aliviar la presión dentro del compartimento muscular y reducir el riesgo de compresión sobre los vasos sanguíneos y los nervios de esa zona.
El síndrome compartimental es un diagnóstico clínico, es decir, no hay pruebas diagnósticas concluyentes que demuestren su presencia o su ausencia; de todos modos, se puede medir en forma directa la presión existente en un compartimento fascial y utilizar la diferencia entre esa presión y la presión arterial Shadgan B., Menon M., O'Brien P.J.
También hay que corregir la hiperpotasemia mediante gluconato cálcico, bicarbonato de sodio, insulina, glucosa o beta-agonistas en nebulización Los trastornos del fósforo no suelen requerir tratamiento. En caso de que se sospeche un síndrome compartimental se llevará a cabo una fasciotomía.
El músculo inflamado y tumefacto puede comprimir directamente las estructuras en el mismo compartimento fascial y causar el síndrome compartimental.
No obstante, si bien los cuadros clínicos son similares y alguna vez se pensó que compartían la misma fisiopatología, la de la lesión por aplastamiento es inversa porque en ella el daño muscular es producido por la presión externa continua y como resultado de ese daño las células musculares pierden su capacidad de controlar los líquidos y se edematizan, lo que determina la elevación de la presión compartimental.
Por ende, la elevación de la presión compartimental en la lesión por aplastamiento es secundaria al daño muscular, y no la causa de este, como en el caso del síndrome compartimental.
En un principio, se achacó a una diarrea y una ligera anemia, que tras llevar el cuerpo al extremo había producido esta situación de agotamiento. También se habló de síndrome compartimental, o incluso de un problema mental.
El cuadro más parecido a la lesión por aplastamiento es el síndrome compartimental resultante de la elevación de la presión en los compartimentos musculares que produce oclusión del drenaje venoso desde el compartimento, lo que a su vez genera una mayor elevación de la presión con el resultado final de necrosis del músculo en el lugar afectado.