compañera


También se encuentra en: Sinónimos.
Traducciones

compañera

date

compañera

同志

compañera

compagna
Ejemplos ?
ANTONIA Las dos hemos de ser muy grandes amigas, señora Inés.34 INÉS 34 Inés merece el tratamiento de señora por la edad del personaje; en consecuencia, en el final de esta comedia escrito por Vera Tassis, no es plausible casar a este personaje. 57 Yo me alegro de tener tal compañera; que el servir juntas, es cierto que engendra grande cariño.
El hombre, en su soledad laboriosa, quiso tener una compañera, y nació la familia y apareció el derecho de propiedad—propiedad del campo y propiedad de la mujer—, creándose esta tiranía de los modernos tiempos, a impulsos del egoísmo y el amor.
Estamos recorriendo todo el país y estamos encontrando a mucha gente que está peleando y que hasta ahora peleaba sola, que resistía el despojo, resistía la represión, resistía cada una de las injusticias que cada uno de nosotros vemos, estábamos solos y estamos aprendiendo a decir, compañero, y compañera...
Todas las noches, después de comer en un restaurante de moda con su compañera, dejaba a ésta en el teatro y se dirigía a su Círculo, único lugar donde le esperaba la suerte.
De esta manera se crearán las condiciones para que nosotros, en cuanto africanos, iniciemos el largo camino hacia la erradicación de la herencia, que es nuestra compañera diaria, de la esclavitud, el colonialismo y el racismo.
Nebrija, al ser también testigo de otro imperialismo, urgido redactó su gramática porque “siempre la lengua fue compañera del imperio”...
Cayé llevó compañera, y los tres borrachos como los demás peones, se instalaron en el puente, donde ya diez mulas se hacinaban en íntimo contacto con baúles, atados, perros, mujeres y hombres.
-dijo-. Grande tu anticipo... -Vos traés compañera -objetó Podeley-. Eso te cuesta para tu bolsillo... Cayé miró a su mujer y, aunque la belleza y otras cualidades de orden más morales pesan muy poco en la elección de un mensú, quedó satisfecho.
Por un momento me hizo acordar a una fotografía muy linda que apareció hace unos días de nuestra querida compañera, amiga y Presidenta de la República Federativa del Brasil, Dilma Rousseff, muy jovencita también, cuando estaba encarcelada y yo pensé por un minuto que hoy Dilma ocupa el sillón de uno de los países más importantes del mundo.
Y llevándote conmigo »noche y día por doquiera, »de mi amor fueras testigo, »solitaria calavera: »tú fueras mi único amigo, »tú mi única compañera.
Y tan es la chipé lo que le estoy a usté diciendo, que yo le juro a usté por los chorreles que Dios me dio y por la mía compañera, que si no da la casolidá de que el señó Frasquito me hubiera ofrecío este puesto, no hubiera visto el sol de hoy ni estaría yo como estoy aquí con usté bebiéndome estos cortaos.» -¿Y qué fue lo que te contestó el Maroto?
Al darse a conocer aun me lo recordó sonriendo: —¡Ay, Marqués, creí que aquella noche me fusilaban! Yo subía, apoyado en su hombro, la ancha escalera de piedra, y delante de nosotros subía la compañera de Sor Simona.