comidilla

comidilla

s. f. coloquial Asunto que es objeto de comentario general, por lo común con intenciones críticas o burlescas es la comidilla del pueblo por haber hecho muestra pública de su ideología política.

comidilla

 
f. fig. y fam.Gusto, complacencia especial que uno tiene en cosas de su genio o inclinación.
fig. y fam.Tema de murmuración o conversación de carácter satírico.

comidilla

('komiðiλa)
sustantivo femenino
asunto preferido en conversaciones chismosas Su divorcio es la comidilla del barrio.
Traducciones

comidilla

SF
1. ser la comidilla del barrioto be the talk of the town
2. (= pasatiempo) → hobby, special interest
Ejemplos ?
Pero, a los pocos días, la conducta de aquellos señores fue la comidilla de los desocupados bañistas, que vieron una graciosísima comedia en la antipatía y rivalidad de los viejos.
Dedicáronse a rebuscar en los antecedentes, en la familia y en el ayer de Severo Llamas alguna de esas historietas que ofrecidas por comidilla a la malignidad la enconan y soliviantan para que se alce goteando ponzoña; y encontraron, porque siempre se encuentra, aun en el pasado más puro, aun en la más honrada familia, algo que, interpretado y comentado por el odio, resulte infamante.
- Muchas -le respondí-, porque ésta es la comidilla de los muchachos de Sevilla, y, entre otras, no pocas veces he oído hablar del coche de fuego en que aquella señora suele dar sus paseos nocturnos por las calles de la ciudad y del descaro con que se ofrecía a las miradas del público en estos mismos baños.
Como ustedes pueden figurarse, no quedé de lo más enterado, con la relación hecha por el hijo del colono de mi abuelo, del verdadero motivo de su visita, aunque por lo del rejón y lo de mi afición al impreso y a las letras de molde, y, sobre todo, por los antecedentes que yo tenía del personaje, supuse desde luego que se trataba de uno de los infinitos líos que eran la comidilla de tío Sildo, entre cuyas marañas trataba este peine de enredarme a mí.
DON RAMÓN.- Y dice muy bien el Duende, que le vienen al señor Carnerero que no parece sino que es su comidilla; a mi entender, se debe traducir, si es literalmente: Le ton fait la chanson.
Érase un pobre demonio, de oficio herrero, que apenas cubría sus más perentorias necesidades con su miserable jornal. Sin embargo, tenía mujer, pobre como él, pero tan excesivamente liviana, que era la comidilla de todo el mundo.
Además, las viejas de cuatro cuadras a la redonda declaraban que maese Ibirijuitanga era hombre que les daba tirria, porque sabía hacer mal de ojo, y las doncellas feas y sin noviazgo, que si Dios no lo remediaba serían enterradas con palma, afirmaban con juramento que Transverberación era una mozuela descocada, que andaba a picos pardos con los mancebos de la vecindad, y que se emperejilaba los sábados para asistir con su tío, montada en una caña de escoba, al aquelarre de las brujas. Los incidentes del proceso eran la comidilla obligada de las tertulias.
Historias de robos, asesinatos y otros estropicios en despoblado eran la comidilla diaria de la conversación entre los vecinos de la capital, que no se atrevían a salir fuera de murallas sin previo acto de contrición, ya que no oleados y sacramentados.
La curiosidad de los vecinos no dejaba en reposo al forastero, quien, dicho sea de paso, no gustaba de poca ni mucha conversación con los huachanos. Un mozo tan nada amigo de amigos tenía que ser la comidilla de la murmuración.
MAESE JACOBO Señor, puesto que lo queréis así, os diré francamente que se burlan de vos en todas partes; que nos arrojan de todos lados cien sarcasmos a vuestro respecto; que nada les resulta más agradable que teneros de comidilla, y hacer sin cesar cuentos sobre vuestra tacañería.
Los tribunales condenaron a muerte a Radegundo, e iba ya en camino de ejecutarse la sentencia, cuando estalló por causa política uno de los escandalosos bochinches populares que son frecuente comidilla entre los hijos del Misti.
En la úllima pro- cesión, vimos cortinas tan abigarradas y zurcidas que, á gri- tos, se quejaban de que las hubiesen sacado á vergüenza pú- blica, haciéndolas comidilla de epigi'amas y murmuraciones.