Ejemplos ?
También debo reconocer porque me lo comentó y me gratificó mucho, que mucha gente…hemos emitido, por ejemplo, en el día de la fecha, 1.600 documentos gratuitos en la ciudad de La Plata, mucha gente lo pagó igualmente porque dijo que podía hacerlo y quería colaborar de esa manera.
Por eso ando desnudo y a eso se debe que mi cuerpo sea distinto al de los demás. HUEMAC quedó sorprendido ante aquella respuesta y le comentó: -Mi hija está enferma de amor por ti y sólo tú puedes curarla.
“Cuando ellos van, él ya vino”.  Alguien comentó después de revisar el estado actual de los textos escolares. Vaya mi gratitud para esos profesores que me dan tanta categoría a mi no tan espectacular devenir cotidiano.
-PRESIDENTE ERNESTO ZEDILLO: No leí la nota de este periódico, desafortunadamente no llegó a mis manos, aunque trato de seguir la prensa extranjera, me comentó el incidente alguno de mis colaboradores, bueno, lo que yo recuerdo es que después del acto que hubo en Palacio Nacional, para la firma del Acuerdo que nos llevó a la reforma constitucional sobre asuntos electorales, usted me hizo una entrevista, al igual que otro comentarista de televisión, de la competencia de ustedes, y en medio de la entrevista usted interrumpió y dijo, "no, no; no quería decirlo así, a ver, voy a repetir la pregunta".
¿Traen buenas noticias?" En lugar de responder a su pregunta, Serra explicó en términos técnicos la situación. Don Fidel comentó sin rodeos: "No entiendo".
Nos comentó ya su relación con el licenciado Salinas, ¿qué nos puede comentar al respecto con el licenciado Camacho Solís, tomando en cuenta que el año pasado al parecer hubo un distanciamiento entre ustedes dos?
El coyote asintió pensando tal vez en sus propios hijos. Luego comentó: -Creo también que para un buen padre sus hijos son bellos, pero no hay que cegarse.
Verás que sabrosa comelitona te vas a dar. -Gracias primito. Huele muy sabroso la cocina.- Comentó el coyote. -Pues ándale primito coyote, entra a comer.
Ojos de microscopio, ojos omnilaterales, ojos de mosca se posaron en el digno militar para disecarle el alma. Se estudió su carácter, se comentó su edad y su figura.
Corre que corre, y de techo en techo, no paré hasta Mon- serrate (1). —Eso es mucho— comentó uno de los oyentes.— ¿Y las bo- cacalles, general?
Aquella misma noche se supo en Yonville, y la señora Tuvache, la mujer del alcalde, comentó delante de su criada que «Madame Bovary se comprometía».
Asombrado y agradecido, NEZAHUALCOYOTL fue devuelto al sitio donde había caído y salió sano y salvo de las aguas. Ya en tierra, NEZAHUALCOYOTL les comentó aquello a sus maestros de armas que lo miraban preocupado.