comediante

(redireccionado de comediantes)
También se encuentra en: Sinónimos.

comediante, a

1. s. TEATRO, CINE Persona que interpreta un papel de una obra teatral, de cine o de televisión estuvo vinculado, en su juventud, con un grupillo de comediantes. actor
2. coloquial Persona que aparenta lo que no es o no siente es una comedianta de marca mayor. farsante

comediante, -ta

 
m. f. Actor, actriz.
Hipócrita.

comediante, -ta

(kome'ðjante, -ta)
sustantivo masculino-femenino
1. teatro persona que interpreta un personaje en una obra de teatro, cine o televisión En esta obra trabaja mi comediante favorito.
2. persona que simula lo que no siente para obtener algo Esta mujer es una gran comedianta frente a sus hijos.
Sinónimos

comediante

, comedianta
sustantivo
1 actor*, cómico, figurante, representante, artista*.
Representante y artista se utilizaban en el antiguo teatro español.
Traducciones

comediante

actor

comediante

Komiker

comediante

комик

comediante

komiek

comediante

comediante

comediante

komik

comediante

喜剧演员

comediante

喜劇演員

comediante

Komik

comediante

komiker

comediante

קומיקאי

comediante

コメディアン

comediante

코미디언

comediante

/a SM/F
1. (Teat) (= actor) → actor/actress
2. (= humorista, hombre, mujer) → comedian; (sólo mujer) → comedienne
3. (= farsante) → play-actor
Ejemplos ?
¿Acaso los comediantes representan a Saturno viejo y a Apolo joven, o de una manera diferente como están sus estatuas en los templos?
"Pues unos comediantes, dijo, había comprado, pero preferí que una Atelana hicieran, y al flautista mío le ordené en latín cantar".
El pueblo comprende poco lo grande, esto es: lo creador. Pero tiene sentidos para todos los representantes y comediantes de grandes cosas.
Si esto hubiera sido así -y no había ciertamente evidencia alguna en contra-, no sería improbable que Willie Hughes hubiera sido uno de aquellos comediantes ingleses (mimae quidam ex Britannia, como los llama la vieja crónica) que mataron en Nuremberg en una repentina revuelta popular, y fueron enterrados en secreto, en una pequeña viña de las afueras de la ciudad, por algunos jóvenes «que habían encontrado placer en sus representaciones, y algunos de entre los cuales habían intentado que les instruyeran en los misterios del nuevo arte».
Otra real cédula prevenía que cuando el virrey asistiese al coliseo, los comediantes o su empresario tenían la obligación de entregar al mayordomo o repostero de palacio algunos patacones para sorbetes y tente en pie de su excelencia y comitiva.
Su familia logró que estudiase leyes, y en pocos años ganó fama de excelente abogado, pero la vocación natural pudo más en él, y dejó la curia para hacerse el poeta famoso de los comediantes.
III LOS GREGÜESCOS DEL MAGISTRADO Dicho todo esto, creo que ya es hora de descorrer la cortina y, siguiendo la costumbre de los antiguos comediantes, de dar una patada en el trasero al señor Prólogo tan enojosamente prolijo que ha sido preciso despabilar tres veces las velas desde su exordio.
-Muy corto de memoria tendría que ser, querido Agatón, replicó Sócrates, si después de haberte visto subir a la escena tan tranquilo y seguro de ti mismo y rodeado de comediantes oído recitar tus versos sin el menor asomo de emoción y mirando a la concurrencia, me imaginara que te ibas a turbar delante de unos cuantos oyentes.
Ríe de mis vuelos derrumbados, de mis siembras devastadas, de mis sueños concluidos y de mi hastío. Carcajadas comediantes por mi fin.
Donde acaba la soledad, allí comienza el mercado; y donde comienza el mercado, allí comienzan también el ruido de los grandes comediantes y el zumbido de las moscas venenosas.
En fin añadió, adoptando repentinamente un tono de voz místico, mientras que daba vueltas sobre su pulgar a una toma de rapé, si la Iglesia ha condenado los espectáculos es porque tenía razón; debemos someternos a sus decretos. ¿Por qué preguntó el boticario excomulga a los comediantes?, pues antaño participaban abiertamente en las ceremonias del culto.
Erdosain levantó la cabeza y miró el pálido semblante del pseudo–sargento, cuyos ojos aviesos se habían detenido en una mariposa blanca que movía sus alas en lo verde, y esta vez no pudo menos que decirse cómo era posible que el Astrólogo moviera tales comediantes.