coloso


También se encuentra en: Sinónimos.

coloso

(Del lat. colossus < gr. kolossos, estatua colosal.)
1. s. m. ESCULTURA Estatua de tamaño muy superior al natural el coloso de Rodas es una de las siete maravillas del mundo.
2. coloquial Persona o cosa de cualidades sobresalientes o de gran importancia. titán

coloso

 
m. Estatua que excede del tamaño natural.
fig.Persona o cosa sobresaliente.

coloso

(ko'loso)
sustantivo masculino
1. estatua que excede en mucho el tamaño natural Sostenían el techo haciendo las veces de columnas dos colosos.
2. persona o cosa que destaca en su clase por sus cualidades o su tamaño El arquero del equipo es un coloso.
Sinónimos

coloso

sustantivo masculino
Traducciones

coloso

Colossus

coloso

巨人

coloso

巨人

coloso

kolos

coloso

거상

coloso

SM
1. (= titán) → colossus
el coloso del norte (esp LAm) the United States
2. (Cono Sur) (Aut) → trailer
Ejemplos ?
Casi hasta el firmamento Levantádose había el despotismo, Y los pies del coloso en el abismo Tenían su cimiento, Pero, ¿de qué ha servido?
Los dos ríen envueltos en un salsero que les moja la cara. Ya sobre cubierta, el coloso negro la deja sola y se aparta secreteando con el contramaestre.
En lo profundo, y como si dijéramos en las entrañas de la tierra, se oía un ronco hervor, semejante a la respiración de un coloso aherrojado...
El Gorosito es un inmenso y entrañable compañero, cuando uno lo ve la primera vez impresiona porque parece como un Coloso de Rodas del petróleo.
II - La agresión De oro, de hierro, de barro inmensurable coloso, la frente en las altas nubes, el pie en los abismos hondos; de infierno, de cielo y tierra un incomprensible aborto, un prodigioso compuesto de ángel, de hombre y de demonio, alzó de Francia perdida, con su brazo portentoso, para en él tomar asiento, el despedazado trono.
Mas prevaleciendo acaso, en el pecho del coloso, la parte aquella de infierno y la maldad de demonio, gritó: «Yo no quiero amigos, porque esclavos quiero solo.
Además los magnates de las capitales no sufrirían la preponderancia de los metropolitanos, a quienes considerarían como a otros tantos tiranos: sus celos llegarían hasta el punto de comparar a éstos con los odiosos españoles. En fin, una monarquía semejante sería un coloso disforme, que su propio peso desplomaría a la menor convulsión.
Los perros ladraban con aquel aullido prolongado, intérprete de su instinto agorero; el gran coloso, la inmensa capital, toda ella se removía como un moribundo que tantea la ropa; entonces no vi más que un gran sepulcro; una inmensa lápida se disponía a cubrirle como una ancha tumba.
Otra, la representación genuina de la industria, la patria de los cuáqueros, de los vegetarianos y de las sociedades de la templanza, funde nuevos cañones, cada vez más mortíferos y certeros; apresta sus naves, construye fortalezas y, en acecho de una presa, se prepara a teñir con sangre los mares de la Europa, sin haberse enfriado la que inunda el dilatado suelo de la India. Otra, coloso de fuerza y autoridad, guarda un silencio aterrador.
Aquel coloso horrible daba la impresión...
Berecina el lauro honroso que cuatro lustros tejieron hondo tragó, y el poder de aquel coloso que los hombres no vencieron, allí se hundió.
Integración del coloso andino con el bravío trópico, a través de los generosos valles, surcando la tierra con sus ríos y bendiciéndola con sus lagos: ¡Energía vital que despierte las fuerzas telúricas!