colosenses

colosenses

 
adj.-com. Díc. del habitante de Colosas, antigua ciudad de Frigia, en el centro de Asia Menor, hoy desaparecida.
Ejemplos ?
Que viajó un tiempo con Pablo (pues en los Hechos hay una sección cuando habla de "nosotros"), que fue médico (como dice Pablo en la carta a los Colosenses de un tal Lucas), etc.
Por otro lado el mismo Cadbury admite que su propuesta de cómo se llegó a afirmar que el compañero de Pablo en la sección "nosotros" de Hechos era el Lucas de Colosenses es sólo una conjetura.
Así mismo, creía que el Hijo de Dios, Jesucristo, (Dios "unigénito", Evangelio de Juan 1:18; Dios Poderoso, Libro del profeta Isaías 9:6) empezó después de que el tiempo empezase (Proverbios 8:22-29; Libro de las revelaciones 3:14, Epístola a los colosenses 1:15), y quien es Señor/Guía (Primera epístola a los corintios 8:6).
Volumen 2, Hechos-Filipenses, 1970. Volumen 3, Colosenses-Apocalipsis, 1972. La Serie Mesías, de seis volúmenes, entre los que se incluyen los siguientes tres títulos: El Mesías Prometido, 1978.
El conflicto entre las dos formas de pensamiento se registran en las escrituras cristianas, en los encuentros de Pablo con filósofos epicúreos y estoicos mencionados en Hechos, sus comentarios en contra de la filosofía griega en 1 Corintios, y su advertencia contra la filosofía en Colosenses 2:8.
Respecto a su principado; según la carta a los colosenses escrita por el apóstol San Pablo, queda despojado de él al triunfar Jesucristo sobre él en la batalla del Calvario; de tal suerte que en el apocalipsis de San Juan, el mismo Miguel se halla autorizado e investido para enfrentarse a su mismo adversario hasta vencerlo (Apocalipsis 12.7).
El Nuevo Testamento no utiliza el término "gentil-cristiano" o "judío-cristiano", en cambio Pablo escribe en contra de aquellos quienes estaban circuncidados, quienes se separaban de los no circuncisos::"En esta nueva naturaleza, no hay griego ni judío, circunciso ni incircunciso, bárbaro, escita, esclavo ni libre, sino que Cristo está en todo y en todos":(Colosenses 3:11).
Siguiendo a Colosenses 2: 15, cree que Dios batalló con Satanás triunfando sobre la muerte y sobre el pecado, y rescató de una vez y para siempre, a aquellos que estaban cautivos de los poderes de las tinieblas.
Pese a que lleva la firma de Pablo, según el profesor Antonio Piñero, en su libro Guía para entender el Nuevo Testamento, la mayoría de los eruditos consideran que no fue escrita por él sino por algún discípulo suyo, atribuyéndola a su maestro (pseudoepigrafía) La Epístola a los colosenses es, en su mayor parte, polémica, diseñada para refutar ciertas doctrinas teosóficas que habían entrado en la iglesia de Colosas.
Se atribuye su escritura a Pablo de Tarso en Roma para sus seguidores de la Iglesia de Éfeso (en Asia Menor) alrededor del mismo tiempo del escribir la Epístola a los colosenses, teniendo ambos textos muchos puntos en común.
En general, la historicidad de Aristarco no es cuestionada, dada su mención en calidad de «colaborador» por parte de Pablo de Tarso en una de sus cartas auténticas, la Epístola a Filemón, a la que se suma la ratificación por parte de otro escrito neotestamentario de carácter epistolar, la Carta a los colosenses, en la cual se titula a Aristarco «compañero de prisión» del propio Apóstol.
El evangelio ha sido atribuido tradicionalmente a Lucas 19, el «médico querido» al que alude Pablo de Tarso en su Epístola a los colosenses.