colmatación

colmatación

s. f. AGRICULTURA, GEOLOGÍA Acción de colmatar o colmatarse un terreno.

colmatación

 
f. geol. Relleno de una depresión del terreno por limo, arena u otros sedimentos, depositados por el agua o por el viento.
Traducciones

colmatación

SFsilting
Ejemplos ?
La ría sufre un proceso continuado de colmatación, que hace que la zona interna, prácticamente de la línea que marca la máxima proximidad entre Castropol y Ribadeo, se pueda hablar de estuario con arena, barro o ya bajos colonizados por vegetación (más al interior aún).
En realidad no se trata de ninguna emulsión sino más bien una suspensión, una colmatación de finos cristales sensibles a la luz repartidos en una gelatina, por tanto un gel.
Es conveniente instalar un sistema separador de grasas a la salida de las aguas de la cocina y antes de la unión de ese conducto con el procedente de los inodoros (mejor cuanto más cerca esté de la vivienda, para evitar la colmatación de los conductos de desagüe) pues la fosa no trata adecuadamente estos productos, salvo que sea una fosa con burbujeo de oxígeno.
Finalmente, el aporte incesante de los referidos materiales provocó la colmatación del pequeño estrecho formando el istmo de Guanarteme que une hoy La Isleta, actual península a modo de tómbolo, con la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria y el resto de la isla.
Se pensaba originalmente que la desaparición del poder egipcio fuera de sus fronteras naturales durante la dinastía XX hizo que la ciudad perdiera importancia, lo que llevaría a su abandono como residencia real. Pero por investigaciones actuales se ha sabido que el brazo pelusíaco del Nilo comenzó su colmatación hacia el 1060 a.
El aporte incesante de los referidos materiales provocó la colmatación del pequeño estrecho, surgiendo al sureste de La Isleta el istmo de Guanarteme, una lengua de tierra que permitía convertir a La Isleta en península a modo de tómbolo, uniéndola con la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria y el resto de la isla.
También se levantan el edificio del Concejo y las Carnicerías, así como el convento de Santa Clara, la Ermita de Santa Ana y el Hospital de la Caridad. La colmatación de este espacio central se realiza durante los siglos XVII y XVIII.
Es igualmente causante de parte de la problemática ambiental en el Lago de Tota en Colombia, donde su colmatación ha ayudado a la perdida del embalse, ocupando hasta un 30% del lago, en el cual no puede haber vida de ningún tipo.
Sus montes fueron entonces plantados con pináceas pretendiendo con ello retrasar la colmatación del vaso del embalse con los materiales arrastrados por la erosión de las lluvias.
Ésta se rellenaría con sucesivos aportes fluviales, los cuales, junto con algunas interferencias de origen marino-costero, contribuirían a su colmatación.
La ausencia de masas forestales de importancia ha propiciado que, ante las crecidas del río, la vegetación no retenga el agua, lo que da lugar a un arrastre de sedimentos en suspensión, observable en la turbidez del río -principalmente durante los periodos de grandes precipitaciones- y causantes de la colmatación acelerada, junto al lavado del mineral de hierro estraido de las antiguas minas de Peña Cabarga, de la Bahía de Santander (el Miera es el principal aporte de agua dulce de la bahía).
La costa mediterránea y el Mar Menor centran gran parte de los espacios protegidos, el objetivo es preservar los valores naturales de una de las costas mediterráneas menos afectadas por la colmatación urbanística en España, aunque también se hallan importantes espacios protegidos en el interior.