collerón

collerón

s. m. Adorno de lujo que se pone en el cuello de los caballos de un coche.

collerón

 
m. Collera de lujo fuerte y ligera que se usa para los caballos de los coches.
Ejemplos ?
chorizo: parte anterior, más delgada, constituida por un armazón de paja forrado de cuero horcate: compuesto, generalmente de dos varillas metálicas encorvadas, que abrazan el collerón en la unión de las dos partes citadas.
El horcate se cierra por abajo con un latiguillo de cuero o con una cadena y un gancho.; lo cual permite ajustar el collerón al cuello del animal, y por arriba con un trancalete de cuero y su hebilla.
Cuando se emplea el buey como animal de tiro, muy rara vez se hace uso del collerón, lo más común es uncirlo al yugo. A veces, sobre todo en los carruajes de dos ruedas, se reemplaza el collerón por la pechera, que no es más que una correa ancha que pasa por delante del pecho del caballo en prolongación de los tirantes y que cuelga delante de la cruz mediante una correa que se llama sobre-cuello.
Se compone de: brida: idéntica a la descrita collerón: sólo se diferencia del otro en que tiene una grapa de hierro pro delante para enganchar el cejadero, que se une por el oto lado a las anillas o grapas del extremo de la lanza.
LLeva en cambio, colas de zorra y un collar de cascabeles. pechera: sustituye al collerón. LLeva delante la grapa para el cejadero y acaba por cada lado en una anilla, donde se sujetan a la vez el francalete del sillín, el extremo de la correa de la retranca, el tirante y la barriguera.
El dispositivo sobre el que se ejerce la tracción es el collerón., que tiene dos ganchos para los tirantes, «mangotes capuchinos» y «monterilla» (tapa-cuellos).
En cambio, con la pechera no puede desarrollar el el caballo toda su fuerza de arrastre tan bien como con el collerón, lo cual hace a éste más a propósito que ésta, sobre todo para el tiro pesado.
En los tiros de cuatro caballos enganchados por parejas y guiados desde el pescante, los del tronco llevan el atelaje usual descrito, que puede ser de collerón de pechera.
El atelaje que en España se llama de «carro catalán» se compone de: de una brida con serreta y riendas de cuero que se prolongan mediante una cuerda de longitud suficiente para poder guiar el vehículo desde su interior. de un collerón con horcate de madera y tapa-cuello.
El atelaje de tronco de silla lleva una montura completa, con estribos, cincha y sobrecincha, «correa dragona» que la une al collerón, gancho en el borrén delantero para servir de apoyo al violín, dos caídas para sostener los tirantes, y grupera con sus caídas para sostener la retranca.
Cuando se engancha delante del caballo de varas otro un otros, el atelaje de éstos comprende únicamente el bridón, sin riendas ni serreta, el collerón, tirantes de cuerda, lomera para sostenerlos y barriguera.
Las bridas son como las ordinarias, con bocado y riendas, pero pueden carecer de anteojeras. Del collerón parten los tirantes (unidos por una barriguera), el cejadero y las lomeras.