coliseo

coliseo

(Del ital. Colosseo < lat. colosseus < gr. kolossiaios.)
s. m. CINE, TEATRO Teatro o cine importante han transformado el cinematógrafo en un moderno coliseo.

Coliseo

 
arqueol. Anfiteatro romano edificado por Vespasiano. Es uno de los monumentos más característicos de Roma.

coliseo

(koli'seo)
sustantivo masculino
teatro sala de gran capacidad usada para espectáculos públicos el coliseo romano
Traducciones

Coliseo

arena, coliseum

Coliseo

colosseo

Coliseo

コロッセオ

Coliseo

콜로세움

Coliseo

SMColiseum
Ejemplos ?
Ponderaban el grosor de los pilares de San Pedro, Tívoli, el Vesubio, Castellamare y los Cassines, las rosas de Génova, el Coliseo a la luz de la luna.
José Mª de Areilza, alcalde de Bilbao. "Homenaje al Glorioso Ejército y Milicias Nacionales". Teatro Coliseo Albia (Bilbao). 8 de julio de 1937.
b) Estudios y Proyectos del Centro Múltiple, (antes Recinto Ferial). c) Planificación de los Graderíos y Cubierta de Coliseo Cerrado de Deportes.
Es la actual Ciudad de Piñas con sus airosos edificios modernos; con calles longitudinales y transversales muy bien arregladas y pavimentadas; avenidas amplias y escalinatas de cemento; servicios higiénicos, piscinas y baños públicos; Parque Central "Independencia, Mercado Central Moderno; Coliseo Municipal de Basquet Ball...
de terreno en la zona urbana para destinarlo al Complejo Ferial Turístico compuesto de Coliseo Cubierto, museo, stands para exhibición de ganado, áreas de recreo y parqueamiento, piscina, espacio abierto para lidia de toros, circo, etc.
Dímosla al otro teatro, mas allí contestaron que ellos no eran menos que los del otro coliseo, y que no tomaban sobras: a fuerza, sin embargo, de emplear más empeños que para lograr una prebenda, se consiguió una orden a rajatabla de los señores que estaban a la cabeza del teatro; pero ya era tema: una actriz, sobre si le habían dado el papel de segunda siendo ella la primera, se puso mala la víspera; otro actor, también por etiquetas y rencillas, armó una intriga de todos los diablos: se pagó gente para el efecto, y si una noche se representó, una noche se silbó...
Era la tarde de San Pedro Apóstol, y gran concurso de jugadores ocupaba el coliseo de gallos, situado entonces en la plazuela de Santa Catalina y en la vecindad del cuartel de artillería, cuya construcción se principiaba.
El dueño del malatobo no consintió nunca que otro individuo sino él en persona amarrase la navaja a su gallo, cosa propia de un verdadero aficionado y tolerada por el reglamento del coliseo.
Un hospital para marineros en Bellavista; el templo de las Nazarenas, en cuya obra trabajaba a veces como carpintero; la Alameda y plaza de Ancho para las corridas de toros, y el Coliseo, que ya no existe, para las lidias de gallos, fueron de su época.
Otra real cédula prevenía que cuando el virrey asistiese al coliseo, los comediantes o su empresario tenían la obligación de entregar al mayordomo o repostero de palacio algunos patacones para sorbetes y tente en pie de su excelencia y comitiva.
Aquella noche recibió la Perricholi la ovación más espléndida de que hasta entonces dieran noticia los fastos de nuestro vetusto gallinero o coliseo.
Lloren las ninfas todas del coliseo, que Apolo se retira de los festejos; aquel grande caudillo del galanteo, que al dios de los amores ofrece inciensos.