colega


También se encuentra en: Sinónimos.

colega

(Del lat. collega < legare, nombrar como legado.)
1. s. m. y f. Persona que tiene la misma profesión o actividad que otra me reuní con varios colegas para tratar de solucionar ese asunto.
2. coloquial Amigo, compañero o socio se fue a la discoteca con varios colegas y volvió con una de sus hermanas. camarada

colega

 
com. Compañero. Díc. solo en las profesiones liberales.

colega

(ko'leγa)
sustantivo
1. persona que tiene la misma profesión que otra Él es un colega del trabajo.
2. persona con quien se mantiene una relación de amistad un colega de juergas
Sinónimos

colega

cosustantivo masculino
compañero*, compadre (Andalucía), amigo.
Compañero es toda persona del mismo oficio o profesión. Colega se refiere solo a las profesiones liberales. Todo colega es un compañero, pero no viceversa. Los abogados y los médicos se llaman colegas o compañeros indistintamente; pero los albañiles se llaman entre sí compañeros, y no colegas.
Traducciones

colega

kamarád, kolega, společník

colega

kollega, partner

colega

kaveri, kollega, liikekumppani

colega

drug, kolega, suradnik

colega

仲間, 同僚, 提携者

colega

동료, 제휴자, 친구

colega

kollega, kompanjon, kompis

colega

เพื่อน, เพื่อนร่วมงาน, ผู้มีความสัมพันธ์กัน เช่น ผู้ร่วมงาน เพื่อน หุ้นส่วน

colega

bạn, cộng sự, đồng nghiệp

colega

колега

colega

同事

colega

עמית

colega

SMF
1. [de trabajo] → colleague
2. (= amigo) → mate, pal, buddy (EEUU) ; (en oración directa) → man

colega

m., f. colleague.

colega

mf colleague
Ejemplos ?
A este respecto, yo solicitaría a la Presidencia disponga que el secretario, señor diputado Miguel Angel Morado, de lectura a una nota del colega Jorge Avilés aparecida en El Universal el pasado miércoles 5 de septiembre.
Apenas constituido el Consejo Nacional de Gobierno, este asunto primero se planteó en su seno, si no me equivoco, en presencia del señor Ministro de Defensa Nacional, nuestro estimado colega hasta hace pocos días antes, señor Arroyo Torres.
Me valgo aquí de los archivos del Instituto, sus obras publicadas, algunas de las cuales, en sus primeras ediciones poseo en mi biblioteca, las reediciones que ordenó su hijo, nuestro colega y amigo Hernán Ferreiro, con el título “La disgregación del Reyno de Indias” que editó Barreiro y, también a su cuidado, los “Estudios Históricos e Internacionales” que incluyó en sus series el Instituto Artigas del Servicio Exterior dirigido entonces por el señor Héctor Gros Espiell, numerario de esta Academia.
La prueba correspondiente se halla en una carta que, con fecha de octubre 20 de aquel año, dirigió él mismo al colega y viejo amigo chileno Don Diego Barros Arana en la cual refiriéndose a sus propósitos y actividades de historiador dice textualmente: “En el plan de mis trabajos históricos había pensado prescindir en la “Historia de Belgrano” del período de la guerra civil comprendida entre 1816 y 1820 para hacerla entrar en otro libro que tengo en borrador y cuyo título es Artigas .
De hecho, una hora después de que escuadrones aéreos Japoneses hubieran comenzado un bombardeo en la isla Americana de Oahu, el Embajador Japonés para los Estados Unidos y su colega enviaron a nuestro Secretario de Estado, una respuesta formal a un mensaje Americano reciente.
Aplicóse él de tal modo, O lo hizo de tal manera, Que se plantó la golilla De años veinte y dos apenas. La curia escandalizóse De tan imberbe colega, Teniendo a menos el lado Con justísima vergüenza.
han servido o no han servido para mucha o poca cosa pero, en todo caso, hago notar a nuestro elocuente colega doctor Rodríguez Larreta que eso de servir o no servir no es culpa o mérito de los engranajes sino de los hombres que los muevan.
En los presentes momentos, el Comisionado mexicano de Límites y Aguas estudia con su colega norteamericano, varias alternativas de solución permanente y la dotación de agua de buena calidad en el invierno de 1964-1965 ya está asegurada.
Mi muy amado colega: Dos gratísimas horas he pasado con la lectura de su novela, y con toda franqueza voy á darle mi acaso desautorizada, pero muy sincera, opinión.
Ha seis ó siete años pasaba yo, en la mañana de un do- mingo, por el atrio de la iglesia de San Pedro en compañía de un amigo, que precisamente era aquel mi colega de 1845, cuando, entre la gente que salía de misa, pasó una anciana de aspecto distinguido y simpático, cubierta con la antigua manti- lla española.
Los americanos que aún permanecen escondidos en la ciudad, el cónsul que se ha refugiado con su colega Inglés, se dirigen al puerto, bajo la protección de la policía.
Los deberes de formar parte de la Comisión de Reglamento y Prácticas Parlamentarias me han hecho revisar viejos y queridos documentos, y no hay ley, reglamento o manual de procedimiento que no marque para cada uno de los integrantes el respeto al colega, el respeto a los magistrados del país, con diferentes nombres es una base esencial del debate, de la práctica y de la técnica parlamentaria, y pareciera, casi con obsesión patológica, que esto era lo que se quería decir en la tribuna.