col


También se encuentra en: Sinónimos.

col

(Del lat. caulis, tallo, col.)
1. s. f. BOTÁNICA Planta hortense de tallo grueso, hojas muy anchas y pequeñas, flores blancas o amarillas, que es comestible. berza
2. col de Bruselas BOTÁNICA Variedad de hojas alternas, alrededor de las cuales crecen muchos cogollos pequeños, apreciados como alimento.
3. col forrajera o berza BOTÁNICA Variedad de esta planta con el tallo esbelto y ramificado, con hojas anchas, que se utiliza como alimento del ganado, generalmente.
4. col lombarda o roja BOTÁNICA Variedad de esta coloración, obtenida por aumento del contenido de antocianinas.
5. col silvestre BOTÁNICA Variedad de hojas largas, onduladas y lampiñas, con flores de color amarillo pálido.
6. entre col y col, lechuga coloquial Se emplea para expresar que se alternan cosas, de naturaleza diferente, con el fin de evitar la rutina y la monotonía.
NOTA: Nombre científico: (Brassica oleracea acephala.)

col

 
f. bot. Planta de la familia crucíferas (Brassica oleracea), de hojas anchas, lobuladas en la base, con pencas gruesas; flores en racimo y fruto en silicua.
col marina Hierba perenne de la familia crucífera (Crambe maritima). Crece en las regiones litorales de Europa occidental.
COLComité Organizador Local

col

('kol)
sustantivo femenino
botánica hortaliza comestible de tallo grueso con hojas anchas y pencas gruesas La col lombarda tiene un sabor ligeramente dulce.
variedad que tiene tallos en los que crecen varios cogollos pequeños Las coles de Bruselas son ricas en proteínas.
Sinónimos

col

sustantivo femenino
Traducciones

col

kool

col

كُرْنُب, كُرُنْب

col

зеле

col

col

col

kapusta, zelí

col

kål

col

Kohl

col

brasiko

col

kapsas

col

كلم

col

kaali

col

chou

col

बंदगोभी

col

kupus

col

káposzta

col

kol

col

kál

col

キャベツ

col

양배추

col

brassica

col

kopūstas

col

kool

col

varză

col

купус

col

kål

col

kabeji

col

กะหล่ำปลี, กะหล่ำ

col

капуста

col

包心菜, 卷心菜

col

kål

col

cải bắp

col

SFcabbage
col chinaChinese leaves pl, bok choy (EEUU)
col de bruselas(Brussels) sprout
col de Saboyasavoy (cabbage)
col lombardared cabbage
col rizadacurly kale
col rojared cabbage
entre col y col, lechugavariety is the spice of life
Ejemplos ?
¡Parecía mismamente una jardinera, con tánta rosa y tánta clavellina y con aquel pasto tan bonito! Pero eso sí: ni un afrecherito, ni una chapola de col ni un abejorro se veía por ninguna parte ni pa remedio.
Entusiasmado cierto día el galleguito, comparando la ruindad y pequeñez de las plantas andaluzas con la lozanía y tamaño colosal de las de su tierra, llegó a hablar de una col que había crecido en un huertecillo cultivado por su padre.
---- Notas (1) San Agustín, De civitate Dei XIX 11: PL 6,637. (2) Ef 6 15. (3) In 17 21-23. (4) 1 Pe 4,8. (5) Col 3,14. (6) 1 Jn 4,7. (7) Mt 5,44-45. (8) 1 Jn 3,15.
Se hallaba al lado de un troncho de col; y como el sol desapareciese en el horizonte, puso fin la limaza a la primera parte de su viaje de circunnavegación.
La propiedad privada, basada en el trabajo personal..., está siendo suplantada por la propiedad privada capitalista, basada en la explotación del trabajo ajeno, en el trabajo asalariado» (pág. 341, col.
(Paul le Blanc, Mélusine, t. II, col. 8) = El noble doctor Geruaise de Tilbury dijo que en la Galia había un país denominado Auvernia en el que está una ciudad que se llama Anice, o, con otro nombre, el .
(V: Smith, Mélusine, t. I, col. 405) = En la noche del 2 de noviembre, en el momento en que sonaba la campana de la medianoche, todos los espectros de los habitantes de la villa de que deberían fallecer a lo largo del siguiente año atravesaban uno a uno el pórtico abacial de Saint-Géraud.
En cambio Francisco y sus hijos convirtieron el brocal del pozo en depósito de todo lo inservible. Si se rompía un puchero, al brocal iba a parar; los tronchos de col allí quedaban; en una palabra, todo lo inútil.
El sol llega trabajosamente al fondo de estas calles, cuyas casas parecen castillos; ni un mal jaramago crece entre las descarnadas junturas de los adoquines: aún no ha acabado de caer al suelo la cáscara de una naranja, el troncho de una col, el hueso de un albaricoque, cualquier cosa, en fin, que pueda utilizarse como alimento digerible, cuando ya ha desaparecido sin saber por dónde.
Por el contrario, los primeros Padres y Doctores de la Iglesia, que habían entendido muy bien que por decreto de la divina voluntad el restaurador de la ciencia humana era también jesucristo, que es la virtud de Dios y su sabiduría (1Cor 1,24), y «en el cual están escondidos los tesoros de la sabiduría» (Col 2,3), trataron de investigar los libros de los antiguos sabios y de comparar sus sentencias con las doctrinas reveladas, y con prudente elección abrazaron las que en ellas vieron perfectamente dichas y sabiamente pensadas, enmendando o rechazando las demás.
El jesuita Domenico Coleti en su Dizionario storico geografico della America meridionale, impreso en Venecia en 1771, dice: «CALLAO (Callaum, calavia).- Popolazione col titolo de cittá avuto nel 1671.
Con el alba dispertó la limaza, y al mirar el troncho de col creyó encontrarse a la entrada de uno de aquellos bosques vírgenes de América y pensó que el señor maestro no había exagerado al ponderar la esplendidez de la vegetación americana, pues nunca había visto cosa semejante.