coincidencia


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con coincidencia: casualidad

coincidencia

1. s. f. Encuentro fortuito, casualidad fue una coincidencia vernos en el cóctel.
2. Serie de acontecimientos simultáneos son demasiadas coincidencias para que sea verdad.

coincidencia

 
f. Acción y efecto de coincidir.

coincidencia

(kojnθi'ðenθja)
sustantivo femenino
1. circunstancia en la que coinciden cosas o personas Nos encontramos por pura coincidencia.
2. aspecto en que se asemejan dos personas o cosas Discrepamos y tenemos coincidencias como toda pareja.
Sinónimos

coincidencia

sustantivo femenino
1 encuentro, conjunción.
Por ejemplo: la coincidencia de opiniones hizo que la sesión finalizara antes de lo previsto.
2 casualidad.
En este sentido, coincidencia se usa frecuentemente con el verbo dar: dio la coincidencia de que el número de lotería premiado se correspondía con su fecha de nacimiento.
Traducciones

coincidencia

coincidence, clash

coincidencia

coincidenza, emergenza

coincidencia

SF
1. (= casualidad) → coincidence
es pura coincidenciait's just a coincidence, it's pure coincidence
dio la coincidencia de que yo también estaba allíit was a coincidence that I was also there
2. (= acuerdo) → agreement
en coincidencia conin agreement with

coincidencia

f. coincidence.
Ejemplos ?
Eso es todo; y los motivos que han llevado a tal extremo de donde resultaría la coincidencia y luego el entendimiento y la conjunción de fuerzas para lograr aquel fin quedan a la vista en cuanto se observa la lección que unos y otros pudieron recoger de las jornadas sin gloria de 1822, 1823 y 1824.
Es verdad que entre lo que él buscaba heroico y anheloso y lo que venían a obrarlos bizarros políticos, podía haber coincidencia de ideales que justificara de parte de éstos la invocación a una mandato tácito de aquél.
Tampoco podría explicarse, a no ser así, el origen de las dos características salientes del movimiento; la generalidad y el entusiasmo, la generalidad que supone coincidencia de opiniones – y ya se ha visto cómo eran de discrepantes las de la víspera – y un entusiasmo desbordante, contaminador, que pasa soliviantando hasta los ánimos más apocados, tal como no ocurría desde los días iniciados de Asencio y Las Piedras… ¿Y cómo?, se dirá.
Un lance funesto podrá arrancarme la vida, pero mi honor será siempre salvo, y nunca la América podrá sonrojarse de mi nacimiento en ella”. ¡Coincidencia admirable!
OTROSI –DIGO: Que en la sección “HACE CIEN AÑOS” de “EL PAIS”, correspondiente al 27 del corriente mes se recoge-por coincidencia feliz para mí- el ilustrativo “suelto” que como broche voy a transcribir –en la parte que aquí interesa- extraído del “BOLETIN DE LA UNION, de 27 de Mayo de 1858.
Y así transcurren los primeros pasos serios de la rudeza a la cultura, que consiste propiamente en el valor social del hombre; los talentos van desarrollándose poco a poco, se forma el gusto y, mediante una continuada ilustración, conviértese el comienzo en fundación de una manera de pensar que, a la larga, puede cambiar la ruda disposición natural para la diferenciación moral en principios prácticos determinados y, de este modo, también la coincidencia a forma sociedad, patológicamente provocada, en un todo moral.
será probablemente el Gov.or Y Cap.n Gen.l dela Prov.a si así fuese yo estaré tranquilo porque estoy cierto que siempre hade ser consequente con los principios que constituyen nuestra consideración (¿coincidencia?) y p.a este caso me apresuro a hacerle una prevención y es, que el Gob.no mande usar y jurar en el Egercito el Pavellon Nacion.l.
De lo que valía Arenales, y de la extensión extraordinaria de los servicios que prestó a su país, no tengo por qué hacer caudal en este índice, pero recordemos algo de ello para ilustrar una coincidencia que demuestra, entre otras cosas, que Uruguay y Bolivia no son entre sí, ni extrañas, ni alejadas.
Entonces la granada de mano que asesinó en la procesión de El Cobre a tres ciudadanos e hirió a 40 ó 50, lanzada por un ex soldado de la tiranía, es una fábula también; entonces la Revolución no tiene problemas, la Revolución no tiene enemigos, según ellos es una fábula. Hay mucha coincidencia entre los enemigos externos de la Revolución y los enemigos internos.
CARLOS SALINAS.- En el momento en que el conflicto estalló, hubo coincidencia a nivel nacional en que había que buscar vías de diálogo para una solución negociada, y no de una solución por la vía armada.
Sobre la base del respeto mutuo y la comprensión hemos forjado ahora sólidos lazos de amistad. El intercambio de opiniones nos permite zanjar las diferencias y aprovechar mejor los puntos de nuestra coincidencia.
—Aquí, á la derecha— contestó don Ramón, á la vez que otro herido decía:— Aquí, á la izquierda. Los dos hermanos, heridos en defensa de distinta bandera, oslaban en el hosi ital de sangre y, ¡coincidencia curiosa!