cogote


También se encuentra en: Sinónimos.

cogote

1. s. m. ANATOMÍA Parte posterior y superior del cuello le dio un golpe en el cogote para espabilarlo. cerviz, nuca
2. estar hasta el cogote coloquial Estar harto o cansado de algo le confesó que estaba hasta el cogote de soportar tantas tensiones.
3. ser tieso de cogote coloquial Ser orgulloso y altivo es tan tiesa de cogote que nadie se dirige a ella.

cogote

 
m. Parte superior y posterior del cuello.
Penacho que se colocaba en la parte del morrión que corresponde al cogote.

cogote

(ko'γote)
sustantivo masculino
anatomía porción superior y posterior del cuello Recibió un golpe en el cogote.
estar cansado o harto de una situación Nos dijo que estaba hasta el cogote de sus maltratos.
Sinónimos

cogote

sustantivo masculino
cerviz, cocote, pescuezo, nuca.
Cerviz se usa además en acepciones figuradas, como levantar la cerviz, en las cuales no se emplea cogote; nuca es voz escogida y se refiere a la parte superior del cogote; pescuezo se aplica generalmente a los animales.

estar hasta el cogote locución (col.)estar harto, estar hasta la coronilla (col.), estar hasta el gollete (col.), hastiar.
Traducciones

cogote

шия

cogote

hals

cogote

Hals

cogote

neck, bob, nape

cogote

kolo

cogote

kael

cogote

kaula

cogote

cou

cogote

collum

cogote

nek

cogote

szyja

cogote

pescoço

cogote

шея

cogote

hals

cogote

boğaz

cogote

الرقبة

cogote

颈部

cogote

頸部

cogote

Krk

cogote

cogote

cogote

คอ

cogote

SM
1. (Anat) → back of the neck, nape
coger a algn por el cogoteto take sb o grab sb o pick sb up by the scruff of the neck
estar hasta el cogoteto have had it up to here
ponérselas en el cogote (CAm) → to beat it
2. de cogote (Cono Sur) [animal] → fat
carne de cogote (Cono Sur) → rubbish, trash, garbage (EEUU)

cogote

m. nape, back of neck.
Ejemplos ?
Aquella le cocía y comía los ojos y la lengua y el cogote y sesos y la carne que en las quijadas tenía, y dábame todos los huesos roídos, y dábamelos en el plato, diciendo: “Toma, come, triunfa, que para ti es el mundo.
Usté tiée una hija que es er delirio y yo tengo veinte y tres años, soy güérfano de padre y madre, no tengo oficio, pero si tengo un cortijo que me renta tres mil púas y la mar de codornices, y además jace cosa de dos meses tuve la desgracia o la fortuna de trompezarme en ca de la Llorona a su hija de usté, y desde punto y hora en que la vi se me aflojaron las coyunturas y me quedé tonto, pero que tonto der to, y como ya jace dos meses que no vivo, y como yo voy por la de en medio, pos esta mañana que me alevanté trempano me dije yo mirando hacia el suelo y rascándome el cogote: «Esto no puée seguir asín, Antoñuelo.
El novio se había retirado a aflojarse los tirantes y volvía a la mesa hecho una fiera de puro feo, con el cogote rollizo, el rostro apoplético y los ojos inyectados.
Peggotty vestía, como siempre, un luto sencillo y limpio; pero Barkis estaba deslumbrante con su chaqueta azul nueva, a la que el sastre había dado proporciones tan cumplidas, que los puños le hubieran servido de guantes en el tiempo más frío; el cuello era tan alto, que le empujaba los pelos del cogote hacia arriba.
De pronto le vi extender su mano automática­mente y encasquetarse la caperuza en el cogote, como si sintiera honor al vacío que mostraba el cucurucho.
El adversario no tenía necesidad de ir á Roma por la res- puesta y, entre otras bromas, ensartaba estos pareados: Cállese usted, cojete; cojo y recojo, cojo con bonete; cojo con muletilla; cojo y cojín con sudadero y silla; cojo reqiiiem-eterna que se desencuaderna; palitroque cojito; muleta de costilla de mosquito; mísero monigote, cojo desde los pies hasta el cogote.
lindamente asigurao, y parao lo tenemos clamoriando; y como medio chanciando lo pinchamos, y lo que grita, cantamos la refalosa y tin tin, sin violín. Pero seguimos el son en la vaina del latón, que asentamos el cuchillo, y le tantiamos con las uñas el cogote.
Es de baja estatura; gordo y rollizo como un flamenco; dos ojos pequeñitos y alegres; boca risueña; dos hoyitos en las mejillas, blancas y sonrosadas como las de una dama; un par de chuletas negras y rizadas; el pelo, corto y áspero, pero muy cuidado y recogido hacia el cogote; la frente, angosta; el tórax y el abdomen, como los de un bolsista, anchos y prominentes; el chaleco, muy abierto; la camisa, muy blanca; las solapas del gabán, hacia la espalda.
La cara de Gilda está cubierta por sus cabellos, mal amarrados sobre el cogote; su justillo, mal atado, deja al descubierto lo que un pañuelo de percal no alcanza a cubrir como debiera.
Hombre hay que ni para dormir se le quita, trayéndole hacia la cara para defenderla del sol ó de la luz, si duerme la siesta al aire libre; así como se le lleva hacia el morrillo ó cogote, sosteniéndole con la mano, para saludar á las personas que más respeto y acatamiento le merecen.
Frente a mí un viejazo apoplético y obeso, envuelto en pesado abrigo de pieles, con el cogote rojo como jamón y rugoso como un cuero de caimán, los ojos cubiertos por dobles anteojos negros, y los enormes pies deformados por la gota, calzados con gruesos botarrones, roncaba a pierna suelta.
A los huachanos de hoy no les atañe ni les llega a la pestaña mi cuento. Hablo de gente del otro siglo y que ya está criando malvas con el cogote.