Ejemplos ?
Ammi fue con ellos de muy mala gana, ya que la tarde estaba muy avanzada y temía que la noche lo cogiera en aquel lugar maldito, aunque era un consuelo saber que iba a estar acompañado de tantos hombres.
Yo no sé el tiempo que me queda por vivir, ni si tendré que morir pronto; pero sé que si una de estas noches me cogiera un golpe de viento en los bancos de arena de Yarmouth y viera por última vez las luces del pueblo por encima de las olas, me dejaría ir más tranquilo si podía decirme: «Allí en tierra firme hay un hombre que será fiel a mi pequeña Emily, que Dios bendiga, y con él nada tiene que temer de nadie mientras viva».
Si alguna vez se dirigían a él, llamándole querido, era para rogarle que les trajera algo o les llevara algo, les levantara algo, les bajara algo, les buscara algo, les cogiera algo, y era interpelado así por una a otra de sus cuñadas lo menos doce veces en una hora.
No sé todavía cómo, mas la sacaré de allí, que según lo que yo he visto, más quiere la tortolilla volar libre por Castilla, que estar en jaula con Cristo.— Y aquí el recio vendaval, en voz y empuje creciendo, puso lo que iban diciendo para escucharse muy mal. Y ellos, temiendo que acaso les cogiera la tormenta, sacaron por buena cuenta los caballos a buen paso.
Si un viviente te cogiera, ha de quedar victorioso y llamarse muy dichoso con tu preciosa virtud, siempre que te haga la cruz o te tenga encajonada y siempre reverenciada en donde no te dé el sol; pues Dios mismo te dotó para que sola parieses y que otra piedra no hubiese al igual de tu nación.
Y como al decir esto se incorporara el Petaca y cogiera con el mayor primor del mundo por una de las solapas de la chaqueta a Joseíto el Tomiza, se incorporó éste también, y adelantando el busto, exclamó con acento belicoso, mirándole con expresión de desafío: -En cuantito me güervas tú a jurgar a la americana, es cuando te van a llevar a ti al Batatar en uno de la tertulia.
¡Oh! Si yo cogiera al infame que me ha traído a esta casa, nada más que a fastidiar a ustedes y a deshonrarme... -Trajímosle en peso yo y la señora y la señorita...
Ammi fue con ellos de muy mala gana, ya que la tarde estaba muy avanzada y temía que la noche le cogiera en aquel lugar maldito, aunque era un consuelo saber que iba a estar acompañado de tantos hombres.
Pos el mío, seña Gertrudis; el mío, que me lo sacó el mu charrán de mi hombre de la gaveta una mañana, y mire usté que estuvo en un tris que yo no se lo cogiera.
Cuando hubieron llegado a las tiendas y naves de los mirmidones, hallaron al héroe deleitándose con una hermosa lira labrada, de argénteo puente, que cogiera de entre los despojos, cuando destruyó la ciudad de Eetión; con ella recreaba su ánimo, cantando hazañas de los hombres.
Un bien tan estimable De suyo habia de ser comunicable.»- Quedáronse pasmados, Atónitos, confusos y admirados; Y no de otra manera Que si en algún delito los cogiera.
No hacía don Félix, mientras yo le decía estas novedades para él y para quienes lo oyen, sino besarme la mano, que tenía entre las suyas como en agradecimiento de mis penas; en cuya gloria nos cogiera el día, y aun el de hoy, si no hubiera llegado nuestro amor a más atrevimiento.