cogedor

(redireccionado de cogedores)
También se encuentra en: Sinónimos.

cogedor, a

1. adj./ s. Que coge.
2. s. m. Especie de pala para recoger la basura para no agacharse utiliza un cogedor de palo largo. recogedor
3. Utensilio con forma de cucharón que sirve para recoger el carbón y las cenizas de cocinas y chimeneas. recogedor

cogedor, -ra

 
adj.-s. Que coge.
m. Instrumento que sirve para coger cosas del suelo, esp. basura.
Utensilio de metal, en forma de cucharón, para coger el carbón y la ceniza en las cocinas y chimeneas.

cogedor

(koxe'ðoɾ)
sustantivo masculino
pala con mango usada para levantar cosas del suelo Levanta la basura con el cogedor por favor.
Sinónimos

cogedor

sustantivo masculino
Traducciones

cogedor

dustpan, shovel

cogedor

SM [de polvo, basura] → dustpan; [de ceniza] → (small) shovel
Ejemplos ?
Los vagabundos y otras personas que cosechan pájaros, caracoles, espárragos, roya, codornices, tordas, espigadores y cogedores de aceitunas, mieses y racimos.
Y Fernando IV respondió que respetaría esos privilegios, aunque exceptuó a los cogedores de los pechos y las rentas reales, a los que se les debería recaudar «por cuanto les alcanzare» si no fueran «abonados», es decir, dignos de confianza por su crédito.
Y en consecuencia los tutores del rey ordenaron a los cogedores de dichos servicios que, una vez confeccionados los padrones, permitiesen recaudar a los oficiales de Santiago la mitad correspondiente a la mesa arzobispal.
El rey ordenó también que los hombres buenos de las villas y de los demás lugares del reino no deberían ser prendados por las actuaciones de los cogedores de las rentas y pechos reales, y dispuso además que los habitantes de dichos lugares no deberían defender a los cogedores ni ampararse en ellos o en sus bienes.
Los procuradores solicitaron al rey que no consintiera que los ricoshombres, infanzones, caballeros, clérigos o judíos fueran arrendadores o cogedores de los servicios aprobados en las Cortes...
Los procuradores solicitaron al rey que los cogedores encargados de recaudar los pechos y los derechos del rey fueran caballeros u hombres buenos naturales de las ciudades o villas donde hubieran de recaudar, a fin de que el rey tuviera conocimiento de la recaudación, y de que los vasallos del rey no sufrieran prendas o daños, y también solicitaron que las villas, ciudades o lugares no fueran prendados por las actuaciones de los cogedores de impuestos.
Los procuradores solicitaron al rey que los pechos reales no fueran arrendados a ninguna persona, y que los judíos o los musulmanes no fueran cogedores de los mismos.
No obstante, Alfonso XI decretó que deberían cumplirse al respecto las disposiciones de los anteriores monarcas, y que lo que se recaudara en fieldad debería ser recaudado por hombres buenos naturales de las propias villas, y que lo se recaudara en renta debería serlo por hombres buenos de las villas del realengo, y el monarca dispuso además que las villas, ciudades y demás lugares no deberían ser prendados por los cogedores de impuestos ni por las actuaciones que éstos llevaran a cabo.
En 1457 predicó sobre la obligación de dedicar a la guerra contra los moros (y al mantenimiento de "predicadores" y "cogedores") los fondos de la Bula de Cruzada, bajo pena de excomunión.
Y éste respondió que los pechos y derechos de la Corona deberían ser recaudados exclusivamente por los cogedores reales, y que las caloñas y todo lo relativo a la justicia debería ser tomado por los oficiales del lugar en «razón de la morada».
Además, los recaudadores de impuestos deberían dar cuenta de lo recaudado a los cogedores en las sedes episcopales de sus respectivas diócesis.
Los cogedores de los pechos reales deberían dar cuenta de lo recaudado a la Casa del rey, y si en veinte días no se les hubiera atendido deberían presentar sus cuentas en sus lugares de origen, aunque se decretó que solamente se presentaran las cuentas pendientes posteriores a las Cortes de Carrión de 1317.