codicioso

(redireccionado de codiciosa)
También se encuentra en: Sinónimos.

codicioso, a

1. adj./ s. Que tiene codicia al codicioso no le bastan sus riquezas.
2. TAUROMAQUIA Se aplica al toro que embiste con vehemencia.

codicioso, -sa

 
adj.-s. Que tiene codicia.
fig. y fam.Laborioso, hacendoso.

codicioso, -sa

(koði'θjoso, -sa)
abreviación
1. persona que tiene o muestra deseo excesivo de bienes o riquezas un empresario codicioso
2. que se hace con codicia o la denota una venganza codiciosa
Sinónimos

codicioso

, codiciosa
Traducciones

codicioso

rangig, gierig

codicioso

avide, cupide

codicioso

جَشِع, الجشع

codicioso

nenasytný

codicioso

grådig

codicioso

ahne

codicioso

pohlepan

codicioso

欲ばりの, 欲張り

codicioso

욕심 많은, 욕심

codicioso

hebzuchtig

codicioso

grådig

codicioso

chciwy

codicioso

ganancioso

codicioso

жадный

codicioso

girig

codicioso

โลภ

codicioso

açgözlü

codicioso

tham lam

codicioso

贪婪的, 贪婪

codicioso

Алчен

codicioso

貪婪

codicioso

ADJcovetous, greedy
Ejemplos ?
¿Serán los quintos, educados Ya en las ideas de humanidad, contrarias a derramar sangre de sus semejantes en provecho de un cetro inútil o una patria codiciosa, los quintos segados en la flor de su juventud para venir a defender, contra un pueblo que los acogería alegre como ciudadanos libres, un trono mal sujeto, sobre la nación vendida por sus guías, con la complicidad de sus privilegios y sus logros?
«Ábreme hermana mía, el blanco seno, que vengo fatigado del camino; por extraño pensil de lilas lleno me perdí susurrante peregrino. Me persiguió un rapaz de ojos azules y por huir su mano codiciosa, escondido entre ramas de abedules.
Y los fornidos carniceros, los robustos hijos de napolitanos, toda la barbuda suciedad que se gana la vida traficando miserablemente, toda la chusma flaca y gorda, aviesa y astuta, los vendedores de pescado y de fruta, los carniceros y mantequeras, toda la canalla codiciosa de dinero se complacía en la granujería del Rengo, en la desvergüenza del Rengo, y el Rengo olímpico, desfachatado y milonguero, semejante al símbolo de la feria franca, en el pasaje sembrado de tronchos, berzas y cáscaras de naranja, avanzaba contoneándose, y prendida a los labios esta canción obscena.
Crüel España, codiciosa, aleve, que tan inicuos negros atentados perpetras en el siglo diez y nueve, y hechos que nunca vieron los pasados: ¡Ah!
¿Estás tú conforme con que yo vaya y se lo diga? Rosario arrojó una mirada codiciosa sobre las galas de que ya se había despojado, y...
-preguntó a Joseíto, y con voz trémula, el señor Pepe el de la Florida, a la vez que ponía una mirada francamente codiciosa en el mantón y en los aretes de la difunta, -Sí, que cierren -dijo con voz sorda el Zorzales.
En otros, la yanquimanía es inocente fruto de uno u otro saltito de placer, como quien juzga de las entrañas de una casa, y de las almas que en ella ruegan o fallecen, por la sonrisa y lujo del salón de recibir, o por la champaña y el clavel de la mesa del convite:–padézcase; carézcase; trabájese; ámese, y, en vano; estúdiese, con el valor y libertad de sí; vélese, con los pobres; llórese, con los miserables; ódiese, la brutalidad de la riqueza; vívase, en el palacio y en la ciudadela, en el salón de la escuela y en los zaguanes, en el palco del teatro, de jaspes y oro, y en los bastidores, fríos y desnudos: y así se podrá opinar, con asomos de razón, sobre la república autoritaria y codiciosa, y la sensualidad creciente, de los Estados Unidos.
Bajo la negra selva una espaciosa gruta en la roca forma un aposento, cuya boca la yedra codiciosa orla con laborioso intrincamiento.
En una camilla habían levantado al ebrio y lo habían llevado al interior de la ambulancia. La gente se deshacía por comprender hasta lo incomprensible y se arremolinaba codiciosa alrededor del vehículo.
Del monte en la ladera por mi mano plantado tengo un huerto, que con la primavera de bella flor cubierto, ya muestra en esperanza el fruto cierto. Y como codiciosa de ver y acrecentar su hermosura, desde la cumbre airosa una fontana pura hasta llegar corriendo se apresura.
Era el tal una monjita, que al notar la codiciosa mirada del mozo en ella, de rubor se puso roja, bajó los ojos al suelo, sobre el pecho vergonzosa, dobló la cerviz, y humilde tocó la tierra y besóla.
La política es el arte de combinar, para el bienestar creciente interior, los factores diversos u opuestos de un país, y de salvar al país de la enemistad abierta o la amistad codiciosa de los demás pueblos.