codicilo

(redireccionado de codicilos)

codicilo

(Del lat. codicillus.)
s. m. DERECHO Disposición de última voluntad, que no se refiere a la designación de los herederos, hecha como testamento, modificación o añadido.

codicilo

 
m. der. Toda disposición de última voluntad que no contiene la institución de heredero.
Traducciones

codicilo

codicil

codicilo

codicillo

codicilo

codicille

codicilo

codicil

codicilo

codicil

codicilo

Kodicill

codicilo

SMcodicil
Ejemplos ?
La primera noticia de esta capilla funeraria la tenemos documentada en el testamento y codicilos otorgados por Doña Constanza Calderón, viuda de Pedro de Luzón, el 3 de marzo de 1501.
Guiomar Queipo de Llano y Tineo, natural de Cangas, que siendo viuda hizo agregación al mayorazgo de su marido por escritura del 13 de noviembre de 1612 que pasó ante el escribano de Oviedo Simón Vigil, y otorgó su último testamento y varios codicilos en 1628, año en que murió octogenaria.
Anatole de Montaiglon, 1875-1892, p. 42. El 30 de mayo del mismo año redacta el primero de sus nueve testamentos y codicilos. Claude Colomer, 1973, p.
Cuando se hizo público, se encontraron dos codicilos también ológrafos y escritos en papel con el membrete de “Vieille Fontaine”.
Cuando Augusto preguntó a los juristas, entre los que se encontraba Trebacio, la legalidad de hacer uso de los codicilos de Léntulo, Trebacio persuadió al emperador de que el codicillorum usus era utilísimo y necesario para el pueblo, de donde se desprende la idea epicúrea de que la interdependencia de lo útil y lo necesario es la base del Derecho.
Conforme se indica en las Instituciones, Trebacio jugó un papel esencial en la admisión de los codicilos como parte de las disposiciones mortis causa válidas, aún externas y posteriores al testamento.
En su domicilio madrileño vivía con diversos parientes y tuvo varias aventuras amorosas que se refieren en los codicilos testamentarios que redactó, indicando posibles paternidades.
Efectivamente, anteriormente la regla era que las disposiciones mortis causa debían hacerse en un único acto, por el que se disponía de la totalidad de los bienes y se instuía heredero; con motivo de la disputa de la viabilidad jurídica de un codicilo de Lucio Cornelio Léntulo Crus en que se formalizaba un fideicomiso, y por orden de Augusto, se formó un grupo de estudio del que formó parte Trebacio, concluyéndose que al ser los codicilos actos que no requerían de las formalidades del testamento permitían a los ciudadanos de Roma que se encontraran impedidos para hacerlo (como en el caso del ejemplo, por viaje en el extranjero) que dispusieran válidamente sus últimas voluntades, por lo que debían ser aceptables.
El 30 de noviembre de 1527 falleció su esposa. Cuatro días antes de su muerte había otorgado once codicilos. En uno de ellos ordenaba que le enterrasen en el Monasterio de Santa Clara de Medina de Pomar destinando 500 000 maravedís para sus exequias fúnebres.
Al principio del testamento Violante Sánchez declaraba que estaba «en mio sano seso e en mía sana memoria», lo cual era un requisito indispensable para poder testar, y encomendaba su alma a Jesucristo, a la Virgen María, a Santa María Magdalena y al apóstol Santiago, al tiempo que disponía lo siguiente sobre su sepultura: En su testamento, Violante Sánchez entregó nuevamente todos sus bienes a la Orden de Santiago, solicitó a su maestre que hiciera cumplir sus últimas voluntades, anuló todos los testamentos o codicilos que hubiera otorgado hasta entonces...
La sucesión testada. Capítulo I. Los testamentos, los codicilos y las memorias testamentarias. Sección primera. Disposiciones generales.
Eduardo enfermó en la Semana Santa de 1483, pero vivió lo suficiente para añadir algunos codicilos a su testamento, de los cuales el más importante fue nombrar a su hermano Ricardo como Protector después de su muerte.