coco


También se encuentra en: Sinónimos.

coco

(Del port. coco, fantasma infantil con una calabaza por cabeza.)
1. s. m. BOTÁNICA Árbol originario de América, con el tronco alto y un penacho de hojas grandes y con fruto en grandes racimos. cocotero
2. BOTÁNICA Fruto comestible de este árbol, en forma de drupa, con cáscara fibrosa, con pulpa blanca y gustosa, que contiene un líquido refrescante en el interior.
3. coloquial Cabeza humana se dio un golpe en el coco. chaveta, cocorota, tarro
4. familiar Fantasma con el que se asusta a los niños a dormir que vendrá el coco.
5. Bolita de color oscuro procedente de América con la que se hacen rosarios. cuenta
6. comer el coco coloquial 1. Intentar convencer a otra persona: no me comas el coco, porque no voy a ir.2. Conseguir que una persona deje de tener sus propias opiniones inclinándola hacia otras: le comieron el coco y entró en la secta.
7. comerse el coco coloquial Pensar excesivamente en un único tema se come el coco con este asunto.
8. hacer cocos coloquial 1. Hacerse carantoñas los enamorados. 2. Hacer ademanes y gestos para mostrar halago.

coco

(Del gr. kokkos, semilla, insecto.)
s. m. BIOLOGÍA Bacteria de forma esférica.

coco

(De origen incierto.)
s. m. ZOOLOGÍA Gorgojo, insecto coleóptero.

coco

  (del port. coco, fantasma que lleva una calabaza vacía a modo de cabeza)
m. Fantasma que se figura para meter miedo a los niños.
Gesto, mueca.
Hacer cocos. Halagar con fiestas o ademanes; hacer carantoñas los enamorados.
fig.Cabeza.

coco

  (del l. coccum < gr. cóccos, grano, semilla)
m. microb. Bacteria de forma redon deada.

Coco

 
Río de Honduras y Nicaragua, también llamado Segovia. Desemboca en el mar Caribe; 750 km.

coco

('koko)
sustantivo masculino
1. botánica fruto grande de corteza dura, pulpa blanca y jugo dulce agua de coco
2. cabeza, mente o inteligencia del ser humano Te voy a partir el coco.
convencer a alguien para que actúe o piense de cierto modo La novia le come el coco para que se casen.
pensar de manera obsesiva en un asunto Deja de comerte el coco que no ganas nada.
3. personaje inventado con que se asusta a los niños Si te portas mal te va a llevar el coco.
Sinónimos

coco

sustantivo masculino
1 papón, cancón (col.), bu (col.).
2 (ciencias naturales) (árbol) cocotero.
3 (col.)cabeza*, testa (irón.), calabaza, calamorra, chola, casco, crisma, tarro (col.).
Traducciones

coco

cocoter

coco

kokos, kokosnød

coco

kokoso

coco

نارگیل

coco

kookospalmu, kookospähkinä

coco

नरयल

coco

kelapa

coco

ココナッツ, ココナツ

coco

kokospalmė

coco

palma kokosowa, kokos

coco

кокосова палма

coco

kokosnöt, kokospalm

coco

มะพราว, มะพร้าว

coco

dừa, quả dừa

coco

椰子

coco

kokos

coco

kokos

coco

코코넛

coco

кокосов орех

coco

椰子

coco

1 SM
1. (Bot) (= fruto) → coconut; (= árbol) → coconut palm
2. (= cabeza) → nut, noggin (EEUU) , head
se ha dado un golpe en el cocohe banged his head, he banged himself on the nut
no anda muy bien del cocoshe's not right in the head
tuve que romperme el coco para resolver el problemaI had to rack my brains to come up with an answer to the problem
comer el coco a algn la tele les ha comido el cocothe TV has got them brainwashed
mira, tío, no me comas el cocohey, stop going on about it
comerse el cocoto worry (one's head)
V tb comedura
3. (= prodigio) → whizz
mi hermano es un coco para las matemáticasmy brother is a whizz at maths

coco

2 SM
1. (= fantasma) → bogeyman, boogeyman (EEUU)
¡que viene el coco!the bogeyman's coming!
2. (= persona fea) es un cocohe's an ugly devil, he's ugly as sin
3. hacer cocos a algn (= carantoñas) → to make eyes at sb; (= halagos) → to coax sb, wheedle sb

coco

3 SM
1. (= bacteria) → coccus
2. (= insecto) → weevil

coco

1. m. coccus, bacteria;
2. coconut;
agua de ______ milk.

coco

m (bacteria) coccus; (nuez) coconut
Ejemplos ?
Trueno del temporal: oigo en tus quejas crujir los esqueletos en parejas; oigo lo que se fue, lo que aún no toco, y la hora actual con su vientre de coco.
Obra como ésta no la prodiga naturaleza: las líneas rehenchidas de aquella escultura de carne tierna diseñaban ya la mujer antioqueña, alta, esbelta, de movimientos lánguidos y cadenciosos; el cuello y el pecho ondulaban en esponjes de paloma cuando arrulla; la boquita, de labios un tanto gruesos pero correctos, se plegaba con el mimo y la monería que sólo la inocencia sabe producir, mostrando unos dientecitos que parecían miajas de la pulpa del coco; movía esas manos pompas, de palmas sonrosadas, con la gentileza, la maña y la travesura de una gatita; y cuando, inclinada la cabeza, proyectaba aquellas pestañas crespas, largas y de color atortolado, hubiera servido de modelo para una Virgen niña.
Yo vuelvo a insistirles, no se dejen meter aquí en la cabeza el cuento ese del coco, que vamos a expropiarles, no, no, no, lo que queremos es trabajar juntos, y nunca me canso de insistirle, bueno a Nicolás, ahora vicepresidente, a los vicepresidentes económicos Giordani, aquí está Menéndez, continuar, Edmée Betancourt, todos, haciendo reuniones, mesas de trabajo, mesas ¿cómo se llama?
Y pensando en la cosa estupenda que podía ocurrir algún día en el portal, sentía el viejo hervirle la sangre, y tal vez hubiérase ido del seguro, a no penetrar en aquel momento en su establecimiento con un quitasol convertido en paraguas por la necesidad, Dolores la Rabicortona, una hembra alta, gallarda, redondeada por la plenitud de la vida, ondulando al andar la cintura, esbelta sir presión de artificio alguno, vibrándole al andar el seno redondo, y con el pelo rubio cayéndole sobre la frente y la nuca en artística rebeldía; una mano recogiéndose la falda de coco...
Y tan joven, tan apuesto, tan bello y con fama tal, dueño de tan buen caudal y a cualquier lance dispuesto, era en todos los partidos, entre rondas y querellas, el cucú de las doncellas el coco de los maridos.
Ante aquella amenaza la pobre niña se echó a temblar y ocultó el rostro con las sábanas. -Márchate, coco negro, murmuró al fin, que yo seré buena.
Tocóle turno á Lerzundi, y dijo: —Pues, señores, cuando yo era mozo y alegroncillo con las hijas de Eva, fui una tarde con otros camaradas á la picante- ría de ña Petita en el Cercado. Allí encontramos una miichachena del coco y de rechupete mozas todas de mucho cututeo; hem- bras, en fin, de la hebra.
DOÑA JUSEPA ¿Me dejas sola? DOÑA BERNARDA Esto poco, que no te comerá el coco. POLONIA (Aparte a DOÑA JUSEPA.) Señora, haz lo que te digo.
Cuando yo tuve mi primera hija, la tuve abajo de una mata de, una ramada de palma de coco, estando yo arrimada con mi suegra y me dijo que no podía meterme para adentro, porque yo, con la primera hija mía, yo nunca supe qué es dolor de un parto, nunca.
Creamos el Área Marina de Manejo Montes Submarinos alrededor de la Isla del Coco, con lo cual el área marina bajo protección pasó de poco más de 5 mil km2 a 15 mil km2 .
Combatís su resistencia y luego, con gravedad, decís que fue liviandad lo que hizo la diligencia. Parecer quiere el denuedo de vuestro parecer loco, al niño que pone el coco y luego le tiene miedo.
Cierre pronto. No quea usté bien, así sola... -No me come el coco. Sola está una por lo regular... Sin meterse en más advertencias, el sobrino requirió capa y gorra, y salió, al paso elástico de los que van hacia su deseo.