cocinero


También se encuentra en: Sinónimos.

cocinero, a

s. COCINA, OFICIOS Y PROFESIONES Persona que por oficio cocina después de la recepción felicitaron a la cocinera por su excelente trabajo.

cocinero, -ra

 
m. f. art. y of. Persona que tiene por oficio guisar y aderezar las viandas.

cocinero, -ra

(koθi'neɾo, -ɾa)
sustantivo masculino-femenino
culinario persona que tiene por oficio preparar alimentos un experto cocinero
Sinónimos

cocinero

, cocinera
sustantivo
guisandero, ranchero, chef.
Ranchero se refiere al de los cuarteles, cárceles, etc., donde se come rancho.
Traducciones

cocinero

cook, chef, malecook

cocinero

Koch

cocinero

cuisinier, chef

cocinero

cozinheiro

cocinero

kock

cocinero

повар

cocinero

cuoco, cuoca

cocinero

kuchař

cocinero

kok

cocinero

kokki

cocinero

kuhar

cocinero

料理人

cocinero

요리사

cocinero

kok

cocinero

kokk

cocinero

kucharz

cocinero

พ่อครัว

cocinero

aşçı

cocinero

đầu bếp

cocinero

厨师

cocinero

/a SM/Fcook

cocinero -ra

mf cook
Ejemplos ?
Sócrates: Te complaces en razonar sobre la manera de prepararlas, y hablas de ellas tan pronto de una manera, tan pronto de otra? ¿no dejas obrar al cocinero, que es a quien corresponde?
Con esta hacienda busco marid o a quien entregarme y a quien tener obediencia, a quien juntamente con la enmienda de mi vida le entregaré una increíble solicitud de regalarle y servirle; porque no tiene príncipe cocinero más goloso ni que mejor sepa dar el punto a los guisados que le sé dar yo cuando mostrando ser casera me quiero poner a ello.
Se quejaba de todo; del cuarto que le habían dado, del lugar que ocupaba en la mesa redonda, del bañero, del pianista, del médico, de la camarera, del mozo que limpiaba las botas, de la campana de la capilla, del cocinero, y de los gallos y los perros de la vecindad, que no le dejaban dormir.
¡Si el cocinero de un barco, que ha ido a establecerse allí, señorito Davy, no ha pedido a mistress Gudmige en matrimonio, que me ahorquen!
Donde la necesitare sera haga para el rancho i mejor es que vayan ganando interes, sino (sic) los necesita pongalos en el almacen Como supongo que Isaias me acompañará como mayordomo bueno sera encargarle que me busque un buen cocinero i un mozo que le ayudara.
Pues a mí no ha de pasarme lo que a don Enrique el Doliente que, no embargante ser rey y de los tiesos, llegó día en que no tuvo cosa sólida que meter bajo las narices, y empeñó el gabán para que el cocinero pudiera condimentarle una sopa de ajos y un trozo de jabalí ahumado.
Su cocinero le solía preparar para la colación, un modesto potaje de habichuelas y de garbanzos, con el que se regalaba y deleitaba aquel venerable y herbívoro siervo de Dios, como si fuera con el plato más suculento, exquisito y costoso.
Hasta creía escuchar cómo Gorito Chaves, el dicharachero, preguntaba asombrado: -Pero, oye, tú... El cocinero, ¿te guisará la vigilia con jugo de carne y jamón?
Por medio de canjes y razzias en mis salidas de los domingos, más o menos autorizadas por los parientes que tenían bibliotecas, todo Dumas pasó, Fernández y González (¡un saludo al Cocinero de Su Majestad, que cruza mi memorial!), Pérez Escrich, que había ya ofendido el sentido común y el arte con unos veinte tomos, y una infinidad de novelas que no recuerdo ya.
Bien es verdad que el cocinero preparaba con tal habilidad los garbanzos y las habichuelas, que parecían, merced al refinado condimento, manjar de muy superior estimación y deleite.
En la casa hay algo, porque los pájaros se ponen así cuando el cocinero anda por la cocina saliendo y entrando, con el delantal volándole por las piernas, y la olla de plata en las dos manos, oliendo a leche quemada y a vino dulce.
La primera era la criada, con el delantal de rizos de los días de fiesta, y la cofia de servir la mesa en los días de visita: traía el chocolate, el chocolate con crema, lo mismo que el día de año nuevo, y los panes dulces en una cesta de plata: luego venía la madre, con un ramo de flores blancas y azules: ¡ni una flor colorada en el ramo, ni una flor amarilla!: y luego venía la lavandera, con el gorro blanco que el cocinero no se quiso poner...