Ejemplos ?
Me parece infalible la total pérdida de lo conquistado y la de toda la empresa, con el agregado de la de nuestras propias vidas y seguridad, pues ni en la mas infeliz ranchería la hallariamos, viéndonos cobardes y fugitivos, sino que ellos mismos seria nuestros verdugos.
El sargento no conseguía abrirse paso, porque los contrabandistas retrocedían con lentitud desesperante, y ya llevaban tres cuartos de hora de lucha cuando un silbido penetrante dominó el fragor de la pelea. -¡Cobardes!
Desde el día 6 la lucha siguió hasta hoy con más ó menos violencia por la marina brasilera, que arrojaba sobre esta ciudad sus granadas y balas como el asesino mata alevosamente, contando con la impunidad de su crimen, como el cobarde que hiere a traición; pero la salida que hicieron hoy parte do las fuerzas de la Defensa, encomendada por mí al valiente Coronel Piriz, dio un término glorioso a esta situación, arrojando a balazos y bayonetazos lejos de Paysandú a más de 600 traidores y cobardes brasileros, que aún se conservaban a nuestro frente.
Cómplice de la miseria. Forjadora de la desdicha. Templo de los imbéciles, asilo de los cobardes... y de los esclavizados... EL ROBO DEL ELEFANTE BLANCO Varios descendieron de la camioneta.
XXXIV.-Reunir por afinidades negativas a los descontentadizos, a los murmuradores, a los canallas, a los cobardes, es fácil y no te envanezcas con poder lograrlo, ya que cualquiera lo puede; empero, que te colme la satisfacción de conservar la unión, la armonía y la paz por afinidades positivas, aun de aquéllos que llenen características muy diferentes.
Hazles sentir a los cobardes que la hollaron el rayo de tu justicia para que se arrepientan y descubran la traición de sus denarios y colgando entre la soga no alcancen a saciar sus abandonos.
que habeis nacido De estirpe cortesana, Y cortesanos torpes De corazon servil, Adorareis cobardes La imagen soberana Aunque los pies os ponga Sobre la frente vil.
Y chocan los mundos diversos, las ideas opuestas, los pensamientos inútiles, los sentimientos cobardes, los deseos hartos, las traiciones sacras, las mentiras televisadas, las componendas de altura, las promesas diseñadas, la dignidad planificada, las libertades falsas, las esperanzas absurdas, las risotadas demócratas, la pachanga mítica, las revoluciones cóncavas, los guajolotes difundidos para exhibir descaros hasta transformarlo todo en vértigo incansable de humos sin final y polvos sin magia...
La paz como la libertad no mora mucho tiempo entre los cobardes e indignos ni tampoco entre los débiles que no lo merecen.” Frente a tanta dureza y petulancia inamistosa, ¿no es de prudencia elemental conservarse en libertad?
Ya ningún tolteca lo había seguido y todos los que lo habían acompañado, habían muerto. -¡Cobardes tlaloques! ¡Preséntense!- Pero nadie surgía.
Para conmigo muy desautorizado crédito tiene la astrología judiciaria. Es una ciencia que tienen por golosina los cobardes, sin otro fundamento que el crédito de los supersticiosos.
Dominar el temperamento y aprender a tolerar la injuria, el desahogo, la mentira, la difamación contra mi familia, mis amigos, mis muertos. Aprender a aguantar el manoseo de los cobardes y la baba de los traidores.