cobardía


También se encuentra en: Sinónimos.

cobardía

1. s. f. Modo de ser o comportarse del que carece de ánimo o valor en las adversidades no lo hizo por cobardía. valentía
2. Acción propia de un cobarde me parece una cobardía no querer subir a ese avión.

cobardía

 
f. Falta de ánimo y valor.

cobardía

(koβaɾ'ðia)
sustantivo femenino
1. miedo o falta de valor en situaciones difíciles o peligrosas Sus cobardías pueden costar muchas vidas.
2. valentía acción propia de un cobarde Dio una penosa demostración de cobardía en el campo de batalla.
Sinónimos

cobardía

sustantivo femenino
Traducciones

cobardía

Feigheit

cobardía

lâcheté

cobardía

lafheid

cobardía

covardia

cobardía

tchórzostwo

cobardía

δειλία

cobardía

fejhed

cobardía

פחדנות

cobardía

feghet

cobardía

SF (= miedo) → cowardice, cowardliness; (= timidez) → faint-heartedness, timidity
Ejemplos ?
¡Imposible! El temor, la cobardía, el miedo a tu desprecio, a la tortura de no poder continuar mirando tu rostro y tu cuerpo... cuerpo prohibido para mis manos y para mis ansias, me lo impide.
No pensó lo que en ella le podía acontecer: estudió lo que debía obrar. Considerar los peligros es prudencia de cobardes, habiendo de entrar en ellos; y también muchas veces es cobardía de valientes.
Se nos acriminará, en primer lugar, por tu comparecencia ante el tribunal, cuando pudo evitarse; luego por el curso de tu proceso; y en fin, como término de este lastimoso drama, por haberte abandonado por temor o por cobardía, puesto que no te hemos salvado; y se dirá también, que tú mismo no te has salvado por culpa nuestra, cuando podías hacerlo con sólo que nosotros te hubiéramos prestado un pequeño auxilio.
Quiero que en pena de esa cobardía al pueblo le haga renovar la fiesta.» Y a un barón suyo, al cual presto convoca, le dice cuanto hacerse al caso toca; el cual tomó gran copia de soldados y a la puerta bajó con esta gente, donde con gran sigilo agazados esperan que Grifón la entrada intente; de suerte que a traición por todos lados lo asaltan todos entre puente y puente, y en celda lo recluyen con gran mofa hasta que un nuevo día el sol estofa.
Véase este detalle consignado en 1826 por un legionario alemán que estuvo de guarnición en Montevideo desde los primeros días de la conquista: “ No pasó un día que los portugueses no fueran insultados por su cobardía con gritos y algarazos, con mofa de su idioma, costumbres y hábitos ”.
Lícito es temer al enemigo para no despreciarle; mas temerle para sólo temerle, es infamia que aun en la cobardía de las mujeres halla honra que se le resiste.
f) Drogadicción: Si la realidad absorbe con su brutalidad y no bastan los placeres tradicionales, se escapan de ella refugiándose en artificios químicos que exigen cada día más cantidad para alcanzar estados de contemplación y éxtasis ante la impotencia psíquica de vencer su cobardía frente a los retos de una sociedad hipócrita.
VII Hernando Machicao He aquí un tipo de ferocidad y cobardía, un aventurero sin Dios y sin ley. Parece que vino al Perú en 1531 y que fué á establecerse en el Cuzco, donde era regidor cuando el Ca- bildo reconoció la autoridad de Almagro el Viejo.
En la segunda parte se contrae á recriminar la defección de Olañeta, en el Alto Perú; y en la tercera y última, á probar que la batalla de Ayacucho no se perdió por traición ni por ig norancia, sino por cobardía de la tropa (colecticia y en tres cuartas partes compuesta de peruanos) y por haberse adelan- lantado, más de lo que se le previno, el comandante del pri- mer regimiento de la izquierda.
Si lo redujo a la arismética de la cobardía, y juzgó por muchas muertes muchos días de vida sujetos, y quiso antes una que muchas, quien se confiesa medroso de vivir sujeto, ¿cómo calificará el matarse de miedo de no sujetarse?
¡Basta ya de lamentaciones, infeliz! No soy yo quien te hace desgraciado, sino tu cobardía. Hazme tuya, apodérate de mí, arráncame de las garras del vampiro que te chupa la sangre, y trabaja para ti y para los tuyos, ¡idiota!
-¿Por qué? ¿Por cobardía? -No, señor; sino porque es usted un pobre hombre, con muy buen corazón, al cual ha puesto cadenas y mordazas, no sé si por orgullo, o por miedo a su propia sensibilidad...