cluniacense

(redireccionado de cluniacenses)

cluniacense

1. adj. RELIGIÓN De la orden religiosa de Cluny o de su monasterio.
2. s. m. y f. RELIGIÓN Miembro de esta orden.
Traducciones

cluniacense

Cluniac

cluniacense

Клюнийска

cluniacense

Cluniac

cluniacense

Cluniac

cluniacense

Cluniac

cluniacense

Cluniac

cluniacense

ADJ & SMCluniac
Ejemplos ?
Religiosos vinculados a la Orden de Cluny elaboraron el Codex Calixtinus y la Historia compostelana para el arzobispo Diego Gelmírez y los reyes peninsulares favorecieron la constitución y proyección de una red de monasterios cluniacenses en el norte de la península y especialmente en las proximidades del Camino de Santiago, consiguiendo así grandes edificaciones de estilo románico.
Esa importancia cultural se ve acentuada por ser lugar de paso del Camino de Santiago y por pertenecer a la Federación de Lugares Cluniacenses.
En este escrito, Bernardo criticó duramente la escultura, la pintura, los adornos y las dimensiones excesivas de las Iglesias de los cluniacenses.
El papel político de los cluniacenses y su vinculación con las monarquías y las casas nobles fue decisivo para la europeización de los reinos cristianos peninsulares y la conformación de la sociedad feudal.
La actual planta basilical de la Iglesia de San Martiño (el nombre gallego de Martín), o de O Couto, como le llaman los lugareños, de tres ábsides semicirculares, muestra un gusto francés que pudo llegar a Xuvia es el nomenclator histórico correcto del topónimo, aprobado por la Xunta de Galicia con los monjes Cluniacenses a partir del año 11114.
En ambas se encuentran mezcladas diversas influencias, que van desde las experiencias cluniacenses en la zona del ábside, a las galerías de arcos típicamente lombardas (en Cefalú), a los cruzados (en Monreale) de influencia árabe, a las dos torres en la fachada que recuerdan modelos transalpinos, introducidos por los normandos.
Se conserva el documento en el que el abad Hugo de Cluny le agradece a Doña Urraca estas donaciones en nombre de la casa borgoñesa. Los cluniacenses impulsaron el rito romano.
Fue iglesia de un monasterio benedictino que pertenecía a Isabel, esposa de Alfonso VI que lo cedió a los cluniacenses de Monasterio de San Salvador de Oña en 1103.
El escaso desarrollo del drama litúrgico en latín en Castilla se debería a la influencia que en este reino ejercían los monjes cluniacenses, orden que, al parecer, no estaba interesada en el desarrollo del drama.
Utilizada por la Orden de San Benito (cluniacenses, cistercienses, etc.) Consuetudines Cartusiae (regla cartujana o regla de los cartujos) (1127), la regla de 80 capítulos que fue escrita para la Orden de los Cartujos.
Este tipo de vida, fruto inmediato de la reforma promovida por los cluniacenses, contribuyó eficazmente a preparar la gran obra de la reforma gregoriana.
También dio entrada en el colegio cardenalicio a eclesiásticos no romanos, haciéndolo más internacional y partidario de las ideas cluniacenses.