Ejemplos ?
En un segundo románico, llamado “románico internacional”, iniciado a finales del siglo XI, hallamos cambios generados por las reformas religiosas como la cluniacense y la cisterciense.
La abadía cluniacense había entrado en crisis y a principios del XIV estaba en estado ruinoso aunque pervivió ocupada por los monjes hasta principios del XVI, bajo la advocación de la Asunción de Nuestra Señora.
1050 - †íd., 15 de julio de 1117), teólogo francés que fue el primero de los sentenciarios y, por tanto, uno de los predecesores de los sumistas. Estudió en la célebre escuela de la abadía cluniacense de Bee o Bec, cuando la dirigía San Anselmo de Canterbury.
En la Bula de Inocencio, en el folio 221, se da a entender que el responsable y autor del códice es el monje cluniacense Aymeric Picaud, acompañante del pontífice Calixto II en su peregrinación a Santiago en el año 1109.
Mientras que en Europa Oriental el monasterio desarrollaba sus propios modelos (monasterios del Monte Athos), en Occidente las reformas cluniacense (Monasterio de Cluny) y cisterciense (arquitectura cisterciense, en la transición del románico al gótico) fueron incorporando elementos arquitectónicos definitorios, como el claustro, el refectorio, la sala capitular, el scriptorium, etc.
Detrás hay una iglesia más grande, que fue empezada para los benedictinos hacia 1150, a partir de diseños de un arquitecto francés, en imitación de la iglesia cluniacense de Paray-le-Monial, pero nunca se fue más allá de empezar la base de la bóveda.
En el llamado Alto del Cuerno —al sur de la localidad— se hallaron restos prerromanos y romanos que pudieron pertenecer al emplazamiento de la Clunia prerromana; posteriormente, en sus cercanías, fue fundada la colonia romana que llegó a ser cabeza del Convento Cluniacense.
Así se constituyó la orden cluniacense, que se extendió por todo el Occidente y llegó a contar a partir del cambio de milenio con cerca de 1.200 monasterios.
La orden cisterciense nació como una reforma de la cluniacense, con el deseo de eliminar todo el peso que ejercían en la vida temporal.
El santuario fue edificado sobre las bases de la iglesia de un antiguo priorato cluniacense, fundado originalmente en el siglo X.
Fue dotado nuevamente en 1047 por los condes Banu Gómez de Carrión, Gómez Díaz y su mujer, Teresa Peláez hija del conde Pelayo Froilaz el Diácono y, por tanto, bisnieta del rey Bermudo II, momento en el que cambió la advocación por la de San Zoilo al ser traídas a este cenobio, desde Córdoba, las reliquias de este santo. Pronto acogió una importante comunidad que Alfonso VI colocó bajo la regla cluniacense.
La decadencia de los postulados dogmáticos de la reforma eclesiástico-cluniacense, y más concretamente de los papas Gregorio VII, Inocencio III y Bonifacio VIII sobre el poder supremo del papado.