Ejemplos ?
El gachó que tú camelas y que te currela a ti es un mocito juncá con los clisos como soles, como percheros las pestañas, y morenito subío y con er pelito anillao; ese mozo está por ti que prevelica der sentío; pero otro gachó más feo que una bayoneta y que tiée por nariz un sacacorchos, le ha dao coba al arbolito que a ti te cobija, y...
Y Pepa siguió calle arriba con paso rítmico y acompasado, seguida de la señora Dolores, mientras el Niño, plantado como una estatua en el centro de la calle, seguíala con mirada llena de febril apasionamiento, y murmuraba con voz sorda, en que vibraban la admiración y el deseo: «Vaya un postín de mujer, y vaya unos andares, y vaya un mo de pisar, y vaya unos clisos que son dos ventanales, y vaya una boca que parece jechita con un punzón, y vaya un pechito de órdago y vaya una caera de chipé, y vaya un talle que es un torzal, y...
-Como que es mu fácil de comprender: lo que yo quiero es que un verdón de los de paso le suelte tres veces la carretilla a mi Chicharito, y si es verdá que la Chicharito me tiée a mí ley, no va a ser bufío el que te va a meter, y si por el contrario son músicas ratoneras las que se trae conmigo, pos a la segunda vez que tú le entornes los clisos te canta la gallina y...
-A la ermitaña, a una ermitaña con unos clisos que son dos espuelas capaces de jacer que se le desboque el jaco al mismísimo Apóstol; con una carita ovalá que me río yo de toíto lo ovalao; con una mata de pelo que mata al que la ve y no la jurga; con un talle que es una espiga y con un pecho que es un navío, y con unos pinreles que son dos comas, y con un...