clavicordio

clavicordio

(Del lat. clavis, llave + chorda, cuerda.)
s. m. MÚSICA Instrumento musical de cuerda, compuesto por una caja de resonancia parecida a la del piano, un teclado y cuerdas que vibran al ser golpeadas por martillos.

clavicordio

 
m. mús. Ant. instrumento músico de cuerda precursor del piano cuyas cuerdas, percutidas directamente con macillos por medio de un teclado, permitían matices de intensidad.

clavicordio

(klaβi'koɾðjo)
sustantivo masculino
música instrumento musical de cuerda y teclado las teclas del clavicordio
Traducciones

clavicordio

harpsichord

clavicordio

SMclavichord
Ejemplos ?
Pero, ea, hombre, ea, si eso no puée ser, si el Clavicordio tiée por nariz un carrete como dice tu prima y le sundela el jálito a perros muertos...
También estaba la composición sofisticada de «When I Grow Up (To Be a Man)», que contenía un clavicordio entre los cuidados arreglos de la canción.
– órgano, sintetizador, piano, pandereta, coro, clavicordio, percusión, shaker, vocoder Mickey Petralia – programación, productor, ingeniero, mezcla Shauna O'Brien – manager del proyecto DJ Swamp – scratch Eve Butler – violin Charlie Gross – fotografía Arroyo Bombers – coros Arroyo Tabernacle Men's Chorale – coros Jon Birdsong – trompeta Derek Carlson – segundo ingeniero Eye – obra de arte, dirección de arte, diseño, collage Gimbop – dirección de diseño Michel Gondry – collage Tony Hoffer – guitarra, programación, productor, ingeniero, edición, mezcla, guitarra wah wah, diseño de sonido David Arthur Brown – saxo tenor Videos:::: Discografía de Beck
Dentro de este orden general, los instrumentos o combinaciones específicos se usan para acompañar algunos de los personajes principales -Orfeo por el arpa y el órgano, los pastores por el clavicordio y la tiorba, los dioses del Inframundo por trombones y el regal.
Tanto en La lección de música como en El concierto estableció un potente ritmo entre los elementos que se suceden desde el primer plano hasta la pared del fondo donde una serie de rectángulos (cuadros, espejo, clavicordio) contribuyen a resaltar esta alineación de objetos en profundidad.
Incluso en los cuadros de mujeres tocando música aparece el tema. Un ejemplo es el cuadro o Dama parada cerca del clavicordio, pintado entre 1673 y 1675.
Incluía 14 temas que van desde un pop preciosista, con arreglos de clavicordio, vibráfono y guitarras de doce cuerdas, hasta canciones más enérgicas como «Viaje al Norte» o «Moscas y arañas»; en las letras son abundantes las referencias a la cultura pop y a la psicodelia.
Y Pepa siguió calle arriba con paso rítmico y acompasado, seguida de la señora Dolores, mientras el Niño, plantado como una estatua en el centro de la calle, seguíala con mirada llena de febril apasionamiento, y murmuraba con voz sorda, en que vibraban la admiración y el deseo: «Vaya un postín de mujer, y vaya unos andares, y vaya un mo de pisar, y vaya unos clisos que son dos ventanales, y vaya una boca que parece jechita con un punzón, y vaya un pechito de órdago y vaya una caera de chipé, y vaya un talle que es un torzal, y... Oye tú, Clavicordio, ¡por el amor de Dios, dame una miajita de algo, que me quemo, que me está ardiendo jasta la Santa Bárbara!
Y no dejaba de tener razón Soledad para estar cavilosa y cariacontecida, que aquella mañana, cuando disponíase a arreglar el almuerzo, habíale dicho el señor Cristóbal, con acento bronco y enarcando amenazadoramente las pobladísimas cejas: -Mía tú, Soleá, esta noche viée a platicar conmigo Toñico el Clavicordio, y viée a platicarme de ti y a pedirme tu mano y con la mano toíta tu presona, y como a mí el Clavicordio me jace clase, porque es güeno y es trabajador, y te tiée voluntá, y a ti te conviée casarte cuanto antes, porque el día que a mí me dé un sanguiñuelo y me lleven al Batatar, a ti te llevan al hospicio; pos velay tú por qué quiero yo que emparmes cuanto antes con Toñico el Clavicordio.
Su padre lo quería hacer abogado, y le prohibió tocar un instrumento; pero el niño se procuró a escondidas un clavicordio mudo, y pasaba las noches tocando a oscuras en las teclas sin sonido.
-¡Eso es, no lo quiso recibir! - repitió el Clavicordio con expresión también victoriosa. Sonrió el señor Frasquito y, tras contemplar en silencio a los dos muchachos durante algunos instantes, -Pos bien - dijo - eso ya lo sabía yo, pero cuando me contó lo que pasaba Joseíto...
Su asombro fue aún mayor cuando halló escrito sobre una puerta: La abrió precipitadamente y quedó deslumbrada por la magnificencia que allí reinaba; pero lo que más llamó su atención fue una bien provista biblioteca, un clavicordio y numerosos libros de música, lo que reunía todo lo que a ella le hacía la vida placentera.