claustro

claustro

(Del lat. claustrum, cerradura, cierre < claudere, cerrar.)
1. s. m. ARQUITECTURA Galería que rodea el patio interior de un convento, iglesia o edificio civil pasear por el claustro de la catedral.
2. ENSEÑANZA Junta que se ocupa del gobierno de un centro de enseñanza y cuya composición está regulada por un estatuto era miembro del claustro de profesores.
3. ENSEÑANZA Reunión de esta junta.
4. RELIGIÓN Vida religiosa o monástica.
5. claustro materno ANATOMÍA Órgano femenino de la reproducción en cuyo interior se desarrolla el feto. matriz

claustro

 
m. Galería que cerca el patio principal de una iglesia o convento.
Junta de profesores de los centros oficiales de enseñanza reunidos a efectos docentes y administrativos.
anat. claustro materno Matriz (útero).

claustro

('klawstɾo)
sustantivo masculino
1. arquitectura galería que rodea un jardín o patio interior un claustro de columnas griegas
2. junta de gobierno de una institución de enseñanza una reunión de claustro
universidad conjunto de profesores de una universidad el claustro docente de lenguas clásicas
Traducciones

claustro

cloister, faculty

claustro

claustre

claustro

křížová chodba

claustro

Kreuzgang

claustro

klostro

claustro

cloître

claustro

קלויסטר

claustro

回廊

claustro

kloostergang

claustro

korsgang

claustro

krużganek

claustro

claustro

claustro

korsgång

claustro

回廊

claustro

манастир

claustro

회랑

claustro

SM
1. (Rel) → cloister
2. (Univ) → staff, faculty (EEUU); (= junta) → senate; (= asamblea) → staff meeting
3. (Anat) claustro maternowomb
Ejemplos ?
Tomaron otros la injuria tan a pechos, que cerraron sus cátedras, y aun hablaron de don Juan con harta furia. Mas sus palabras, contadas ante él, en un claustro pleno presentóse y lo hizo bueno con muchos a bofetadas.
MARGARITA ¡Ay, Virgen santa! DON JUAN Y la aviso que si a mi razón se rinde, yo la sacaré del claustro antes que el mal se aproxime.
Muy bien traída es por usted la antia costumbre de hacer pasear tres días, por el mundo á las desventuradas doncellas destinadas á sepultarse en im claustro.
Desde el claustro, su fama de sabio había trascendido al pueblo, que empezaba ya a considerarle un poco, cosa harto frecuente entonces, como brujo.
Más que de ciencia y de suficiencia, tenía necesidad de dinero, para obsequiar á cada miembro del claustro lo que se llama- ba la propina de ave y confitura.
CORO El wals es sin duda del diablo invención. ¡Qué impura amalgama, de gente y colores, de tocas y flores, del claustro y el siglo, fatal confección!
Ninguna perdonó el soplo del viento desordenado; toda la tierra ha enlutado la noche con su capuz. De los laureles del huerto las hojas medidas suenan, y el claustro vecino llenan de ruido amedrentador.
No teniendo los americanos carreras á que consagrarse con honra y provecho, optaban por la del claustro, en la que, aparte la consideración social anexa al prestigio y majestad del sacerdocio, tenían segura una exis- tencia holgada y regalona, si se quiere, pues los bienes de la Iglesia eran cuantiosos.
A las dos de la mañana hízose un escrutinio, y entre los que esperaban á la puerta, corrió la voz de que el padre Paz había salido vencedor. Sus partidarios atronaron el claustro can- tando : De Sevilla fué el olivo primero que vino acá.
Detúvose a los reflejos de aquella luz solitaria, y lágrima involuntaria sus pupilas arrasó. Soltó el cerrojo, asaltada por una dulce memoria, y al claustro precipitada la pobre niña volvió.
Por lo mismo que muchos miembros del claustro se habían opuesto á la concesión del doctoral capelo, el protector y los del círculo de don Jorge creyeron conveniente festjejarlo con un vítor estrepitoso, llevándolo desde la Universidad hasta su casa pisando flores, que cuatro lacayos con librea iban arro- jando en el camino.
Y aquél fue de Margarita el rincón privilegiado; ni una noche se ha pasado, mientras en claustro vivió, en que allí no haya venido humildemente a postrarse, y en manos a encomendarse de la que nunca pecó, la pobre niña, agobiada de soledad y fatiga, buscó en su encierro una amiga en quien creer y esperar; y hallando aquella escultura tan amorosa y tan bella, partió su amistad con ella y se encargó de su altar.