claque

claque

(Del fr. claque.)
1. s. f. ESPECTÁCULOS Conjunto de personas que aplauden en los espectáculos a cambio de no pagar entrada o de una retribución la claque no pone el corazón ni en el vitoreo ni en la ovación.
2. Grupo de personas que adula o alaba las acciones de otra, sobre todo si tiene poder.
NOTA: También se escribe: clac

claque

 
f. fig. y fam.Conjunto de personas contratadas para aplaudir en los teatros u otros espectáculos.
Traducciones

claque

claque

claque

claque

claque

claque

claque

claque

claque

Klaka

claque

Claque

claque

Claque

claque

claque

claque

SFclaque
Ejemplos ?
La revista Time, en su reseña de la actuación de Garland en 1967 en el Palace Theatre de Nueva York, comentó de forma despectiva «una parte desproporcional de su claque de cada noche parece ser homosexual».
En la grabación indica: "No puedo más, dame señor, fuerza y valor para seguir" Los personajes principales son:: Manuela/Maravilla, famosa cantante (soprano): Elvira, hija de la anterior (soprano): Anita, oficiala del taller (soprano comica): La Marquesa de Villamerced, devota admiradora de Manuela (soprano comica): Casta, encargada del taller y cantante fracasada (actriz): Rafael, desafortunado cantante enamorado de Elvira (baritono): Zabala, Baritono del Teatro Real (baritono): Agapito, jefe de la claque del Teatro Real (tenor comico)...
Parte del público se indignó con una ópera de compositor y libretista catalanes que se ambientaba fuera de Cataluña y que no incorporaba ni música ni temas catalanes. Un crítico contemporáneo sugirió que el único aplauso procedía de una claque contratada para ello.
Aparece Agapito, jefe de la claque del Teatro Real, un hombre algo bruto pero muy avispado en el conocimiento del arte lírico, el cual siempre trata de convencer a Emilio para dejar a su mujer cantar, y convenciéndole de que uno de los grandes divos del teatro, el barítono Zabala, está interesado en conocer su voz y promocionarla, a lo que se niega rotundamente Emilio.
Seguí, trabajó en la verdulería y carnicería de José Beccacece, en la calle Salta 3111. En 1947, por intermedio de Salvador Chita Naón, se integra a la claque del teatro La Comedia.
De una entrevista de Olmedilla con él se desprenden las siguientes máximas: "sin claque habría fracaso...
Hasta la los setenta las entradas de claque para los principales coliseos madrileños se retiraban en bares o locales cercanos al teatro.
Aunque el término apenas se usa, en algunos países de habla castellana a los miembros de una claque se les llama claqueros (del francés «claqueurs)».
Claque, clá o clac (del francés «claque», 'bofetada') es el nombre que de modo convencional recibe el grupo de individuos pagados para aplaudir en los espectáculos, bien como cuerpo organizado contratado en las salas de teatro y ópera, o figuradamente los que aplauden o animan a alguien de forma incondicional.
¿Cuál papel?) "Claque de seminaristas", (reunión de seminaristas) "Gajo de Alfama", (chico de Alfama) "Lusco-fusco" "O que tu queres sei eu", (lo que tú quieres lo sé yo) "O homem que não consegue manter uma distância socialmente aceitável", (el hombre que no consigue mantener una distancia socialmente aceptable) "Ó Sôtor!
A cambio pueden presenciar el espectáculo gratis (con "entrada de claque"). La practicaron, vivieron y disfrutaron muy diversos personajes de la literatura, la farándula y el espectáculo, entre los que pueden citarse Carlos Gardel, Antonio y Manuel Machado, Benito Pérez Galdós, Azorín, Jacinto Benavente, Valle-Inclán, Alberto Olmedo, Fernando Fernán Gómez y un largo etcétera.
En un aspecto más mafioso, las claques también fueron usadas como forma de extorsión; los cantantes eran contactados por el chef de claque antes de su debut para hacerle pagar cierta cantidad y bajo la amenaza de ser silbado y víctima de un pataleo.