clérigo

(redireccionado de clérigos)
También se encuentra en: Sinónimos.

clérigo

(Del lat. clericus.)
1. s. m. RELIGIÓN Sacerdote, persona que ha recibido las órdenes sagradas el clérigo calla el secreto de confesión. capellán, cura
2. HISTORIA Hombre letrado y de estudios escolásticos, aunque no tuviese orden alguna, en la edad media.
3. clérigo de cámara RELIGIÓN El que obtiene un clericato de cámara en el palacio del papa.
4. clérigo de menores RELIGIÓN El que sólo tenía órdenes menores.
5. clérigo de misa Sacerdote, cura.
6. clérigos regulares RELIGIÓN Congregaciones de eclesiásticos que practican en común los ejercicios de la vida religiosa los jesuitas y los camilos son clérigos regulares.

clérigo

 
m. catol. El que ha recibido el diaconado.
En la Edad Media, hombre letrado y de estudios escolásticos, aunque no tuviese orden alguna.

clérigo

('kleɾiγo)
sustantivo masculino
religión persona que ha recibido órdenes sagradas un clérigo caritativo
Sinónimos

clérigo

Traducciones

clérigo

Geistlicher

clérigo

chierico

clérigo

clerc

clérigo

clérigo

clérigo

gejstlig

clérigo

SM (católico) → priest; (anglicano) → clergyman, priest
Ejemplos ?
Por lo que concierne a la designación o elección de las autoridades y órganos de gobierno, y al nombramiento de los docentes clérigos, estas universidades se regirán por lo que determinan sus estatutos, de acuerdo a sus principios y características, observando los períodos y requisitos exigidos en esta Ley.
Vamos todos a suplicalle.” Y así bajó del púlpito y encomendó a que muy devotamente suplicasen a Nuestro Señor tuviese por bien de perdonar a aquel pecador, y volverle en su salud y sano juicio, y lanzar dél el demonio, si Su Majestad había permitido que por su gran pecado en él entrase. Todos se hincaron de rodillas, y delante del altar con los clérigos comenzaban a cantar con voz baja una letanía.
Nombramiento de Ministros.- El Cura de Puerto Viejo es nombrado por el Presidente de la Audiencia de Quito, y confirmado por el Obispado. A los dotrineros clérigos presenta el Obispo y confirma la Audiencia.
Y ansí fue este; porque yendo la calle arriba, echando mi cuenta en lo que le emplearía que fuese mejor y mas provechosamente gastado, dando infinitas gracias a Dios que a mi amo había hecho con dinero, a deshora me vino al encuentro un muerto, que por la calle abajo muchos clérigos y gente en unas andas traían.
11.- Los que por sus personas están obligados a poner en execucion y hacer la averiguación, descripción y relación y tener de todo lo que incumbe a sus oficios, libros bien ordenados, (que) son los siguientes: en el Consejo, el Examinador de Clérigos y Religiosos...
En entrando en los lugares do habían de presentar la bula, primero presentaba a los clérigos o curas algunas cosillas, no tampoco de mucho valor ni substancia: una lechuga murciana, si era por el tiempo, un par de limas o naranjas, un melocotón, un par de duraznos, cada sendas peras verdiñales.
La revolución se extendió también, como aceite en pañi- zuelo, por el Alto Perú, poniéndose á la cabeza de la indiada el famoso cura Muñecas, quien abandonando á su suegra, mote que algunos clérigos dan al breviario, se armó de sable, canana y trabuco, y el 24 de Septiembre emprendió el ataque de La Paz.
Ya en 1816, poetas de reputación, como el frauciscano Chue- cas y los clérigos Larriva y Elchegaray, no desdeñaron escri- bir en listines de toros, como lo han hecho, en tiempos de la república, Pardo, Segura, Juan Vicente Camacho, su herma- no Simón y otros muchos distinguidos alumnos de las musas.
XX.- Y al veinte, sobre que los descubrimientos de dicho puerto, y beneficio de madera, minas de oro y plata, esmeraldas y otras cosas preciosas, que se descubrieren en la dicha provincia, sean y han de ser perpetuamente de los religiosos de la Orden, y se les den por presentación de Su Majestad para que ahora, ni en tiempo, no se dé los dichos beneficios ni Curatos a Clérigos y Frailes de otras órdenes religiosas y religiones, proveyó su Señoría por parecerle justo el pedimento hecho por dicho Padre Fray Diego de Velasco, que la intención y deseo de Su Señoría es que se haga ansi, y por ahora, y entre tanto que su Majestad no mandare, ni ordenare otra cosa, se cumplirá.
Dos clérigos viejos conversaban en un rincón, bajo tenue rayo de sol, y un sacristán, todavía más viejo, soplaba la brasa del incensario en frente de una ventana alta y enrejada.
El dotrinero de Jipijapa dice en su declaración que el Obispo nombra tres clérigos para cada dotrina baca y el Presidente elige uno de ellos que la sirva.
Y aunque mochacho, cayóme mucho en gracia, y dije entre mí: “¡Cuantas destas deben hacer estos burladores entre la inocente gente!” Finalmente, estuve con este mi quinto amo cerca de cuatro meses, en los cuales pase también hartas fatigas, aunque me daba bien de comer a costa de los curas y otros clérigos do iba a predicar.