cizaña


También se encuentra en: Sinónimos.

cizaña

(Del bajo lat. zizania < gr. zizanion, cizaña.)
1. s. f. BOTÁNICA Planta gramínea de granos tóxicos, común en los prados y en los cultivos, que impide el crecimiento de los cereales. borrachuela, cominillo
2. BOTÁNICA Denominación que se da a cualquier planta silvestre que crece con exuberancia.
3. Cosa que hace daño a otra echándola a perder intentó subsanar el error, pero su explicación fue una auténtica cizaña que le hizo perder la confianza del equipo.
4. meter o sembrar cizaña coloquial Motivar recelo o discordia, estropeando las relaciones entre dos o más personas la prensa se negó a meter cizaña entre los candidatos; sembrar cizaña entre el grupo de amigos.
NOTA: Nombre científico: (Lolium temulentum.)

cizaña

 
f. bot. Planta de la familia gramíneas (Lolium temulentum), de tallo ramoso y espigas anchas y planas.
fig.Vicio que se mezcla entre las buenas acciones o costumbres.
Cualquier cosa que daña a otra, maleándola o echándola a perder.
Disensión, enemistad.

cizaña

(θi'θaɲa)
sustantivo femenino
1. botánica planta gramínea de granos tóxicos La cizaña impide el crecimiento de cereales.
2. botánica cualquier planta silvestre que crece con exuberancia una plantación de trigo llena de cizaña
3. cosa que hace daño a otra echándola a perder sacar la cizaña de los sembrados
motivar recelo o discordia sembrar cizaña entre amigos
Sinónimos

cizaña

Traducciones

cizaña

joio

cizaña

SF
1. (Bot) → darnel (Biblia) → tares
2. (= discordia) → discord
meter o sembrar cizañato sow discord (entre among) → create a rift (entre between)
3. (= vicio) → vice, corruption, harmful influence
Ejemplos ?
En los surcos donde nos habíamos esforzado por echar la simiente de la verdadera paz, otros esparcieron —como el inimicus homo de la Sagrada Escritura (Mt 13, 25)— la cizaña de la desconfianza, del descontento, de la discordia, del odio, de la difamación, de la hostilidad profunda, oculta o manifiesta, contra Cristo y su Iglesia, desencadenando una lucha que se alimentó en mil fuentes diversas y se sirvió de todos los medios.
II Una mañana de otoño, cuando los campos se aran, sobre un otero, que tiene el cielo de la mañana por fondo, la parda yunta de Juan lentamente avanza. Cardos, lampazos y abrojos, avena loca y cizaña llenan la tierra maldita, tenaz a pico y escarda.
37 Y respondiendo él, les dijo: El que siembra la buena simiente es el Hijo del hombre; 38 Y el campo es el mundo; y la buena simiente son los hijos del reino, y la cizaña son los hijos del malo; 39 Y el enemigo que la sembró, es el diablo; y la siega es el fin del mundo, y los segadores son los ángeles.
El tunante andaluz, viendo que la existencia de los trujillanos era asaz monótona, se propuso amenizarla sembrando entre ellos la cizaña; y tal fue el origen de los consabidos carteles, entre los que, si bien muchos serían calumnia de principio a fin, no faltarían otros con pespuntes de verdad.
Esta cizaña, cual la de transformar la pena canónica en pena para el purgatorio, parece por cierto haber sido sembrada mientras los obispos dormían.
Su cuerpo achaparrado, duro, lleno de ángulos y nudosidades asemejábale a una encina añosa, dotada por un capricho de la Naturaleza de la facultad de trasladarse; su rostro curtido por la intemperie, era del color de la tierra labrada; no parecía sino que un solo arado había hecho los surcos de la una y las arrugas del otro; como crece entre los surcos la cizaña, desigual, revuelta y salpicándolo a trechos, crecía la barba en la cara rugosa del viejo labrador; hasta su cabeza puntiaguda, coronada de cabellos blancos, recordaba los picos inaccesibles que se erguían sobre la montaña, cubiertos de nieves perpetuas.
En aquel corazón donde antes pulularan larvas, cizaña, flores de envenenados efluvios, brotaba poco a poco, como a influjo de mágica primavera, una eflorescencia de dulces, de elevados sentimientos.
¿Cómo es que tiene cizaña?" 13.28. El les contestó: "Algún enemigo ha hecho esto." Dícenle los siervos: "¿Quieres, pues, que vayamos a recogerla?" 13.29.
26 Y como la hierba salió é hizo fruto, entonces apareció también la cizaña. 27 Y llegándose los siervos del padre de la familia, le dijeron: Señor, ¿no sembraste buena simiente en tu campo?
Otra parábola les propuso, diciendo: El Reino de los Cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo. 13.25. Pero, mientras su gente dormía, vino su enemigo, sembró encima cizaña entre el trigo, y se fue. 13.26.
que, recordado de los ultrajes hechos en su tiempo, tan atroces al Santísimo Sacramento por dos herejes en Su corte, de los primeros carteles que, con la nota destos segundos, se fijaron en Sevilla cuando el inglés acometió a Cádiz, no sólo mandará que, con todo rigor, se observen los estatutos -que esto yo creo se ha hecho y hace- sino que, creciéndolos, pasará a que Sus órdenes, con perpetua transmigración, arrojen de todos Sus reinos esta cizaña descomulgada.
Cuando brotó la hierba y produjo fruto, apareció entonces también la cizaña. 13.27. Los siervos del amo se acercaron a decirle: "Señor, ¿no sembraste semilla buena en tu campo?