cismontano

(redireccionado de cismontanos)

cismontano, a

adj. Se refiere al lugar que está situado en la parte frontal de un monte, respecto al punto desde donde se considera. citramontano ultramontano
Traducciones

cismontano

cismontano
Ejemplos ?
En el periodo visigodo, el área pasó a formar parte del Ducado de Asturia (o Ducado Asturiense), cuyas principales ciudades eran Astorga (Asturica Augusta, capital de los astures cismontanos) y León (Legio VII, fundada por los romanos tras las Guerras Cántabras).
El término Asturias recibe el nombre de sus antiguos pobladores, los astures, primitivos habitantes de las orillas del río Astura (Esla) hasta la dominación romana. El nombre de astures englobaba no sólo a los de la Meseta (cismontanos), sino también a los del norte (transmontanos).
En Asturias además es probable que el área de poblamiento se situase en su zona oriental, principalmente en el área situada entre los ríos Nalón y Sella, y ello por cuanto (la tierra de los pésicos) situada al sur de la cordillera, esto es los pésicos cismontanos (actual Ḷḷaciana), pertenecía a la diócesis de Astorga, y no a la de Britonia.
Los astures poblaban ambos lados de la cordillera Cantábrica, siendo los que vivían al norte de las montañas los astures transmontanos, y los que vivían en la meseta los astures cismontanos o augustanos.
Los asturianos actuales son descendientes directos de los astures transmontanos, ya que los astures cismontanos o augustanos habitaban los territorios que actualmente se conocen como León, Zamora y Orense.
stures augustanos o cismontanos eran un grupo de tribus astures definido por los romanos como "de este lado de las montañas" (la cordillera Cantábrica) o "de Augusto", por su localización en torno a la ciudad de Asturica Augusta (la actual Astorga, fundada por el emperador Augusto), que funcionaba como su capital.
El nuevo ministro general observante recibía el título de Minister Generalis totius ordinis Fratrum Minorum, con o sin la adición de regularis Observantiae. Se acordó que el general observante se eligiera cada seis años, alternativamente de entre los cismontanos y los ultramontanos.
Juan Merinero de Madrid (1639-1645), Giovanni Mazzara de Nápoles (1645-1648) y Pedro Mancro (1651-1655) intentaron, sin éxito, dar unos status definitivos a los cismontanos.