cismático

(redireccionado de cismáticas)

cismático, a

(Del bajo lat. schismaticus.)
1. adj./ s. Que es contrario a un dogma o doctrina nunca ha dejado de llamar cismáticos a los cristianos ortodoxos. hereje
2. Que rompe la cohesión o unidad de una comunidad, un grupo o un movimiento.
3. adj. Colomb. Que es melindroso o huraño.

cismático, -ca

 
adj.-s. Díc. de la persona que se aparta de su legítima cabeza.
Díc. del que introduce cisma o discordia en un pueblo o comunidad.

cismático, -ca

(θiz'matiko, -ka)
abreviación
1. que es contrario a una doctrina una persona cismática
2. que rompe la unidad de una comunidad Se llaman cismáticos los que rompen la unidad de la Iglesia.
Traducciones

cismático

scismatico

cismático

schismatic

cismático

ADJ
1. (Rel) → schismatic(al) (fig) → troublemaking, dissident
2. (Andes) (= remilgado) → prudish
3. (Andes) (= chismoso) → gossipy
Ejemplos ?
Esta Iglesias ortodoxas y sus fieles, por consiguiente, no aceptan la comunión con las sedes patriarcales de la Iglesia ortodoxa que adoptaron a dicho "nuevo calendario" ni de cualquier otro grupo eclesiástico en comunión con aquellas; en perspectiva contraria, los patriarcados e iglesias en comunión consideran a estas ramas como cismáticas y no canónicas.
De hecho, cuando supo de las intenciones cismáticas de los cardenales franceses, que se encontraban en Anagni, se les juntó el hacia el 24 de junio, con la intención de hacerles desistir de sus ideas.
El 4 de julio de 1924, Pio XI nombró a Duarte Obispo de Botucatu (São Paulo), siendo ordenado ese 8 de diciembre en la catedral de Río por el cardenal Sebastian Leme da Silveira, pero fue apartado de su diocesis por aplicar en su diócesis doctrinas heréticas y cismáticas con Roma y su flagante oposición a la infabilidad pontificia y nombrado "de compromiso" obispo titular de Maura, una diócesis ya extinta en el Norte de África, pero sin ninguna sede residencial.
Esto fue el motivo de una serie de controversias que se produjeron principalmente a lo largo de tres periodos históricos: el siglo IV como siglo trinitario por excelencia, las crisis cismáticas de oriente y occidente acaecidas entre los siglos IX y XI y, por último, las distintas revisiones doctrinales nacidas de la reforma protestante.
Ya el Ritual Romano de Pablo V excluía de los mismos a los apóstatas notorios o los notoriamente adscritos a sectas heréticas o cismáticas, a la masonería u otras sectas condenadas; los excomulgados o entredichos tras la correspondiente sentencia condenatoria, los suicidas, los muertos en duelo o como consecuencia del mismo, los que pidieron ser incinerados y otros «pecadores públicos» y manifiestos.
Pesaban demasiado las lecciones del pasado, de forma que Urbano VIII temía tanto el excesivo poder del eje imperial hispano-alemán del que Italia nunca se había visto libre, como que Francia se orientase hacia posiciones cismáticas como las adoptadas por Inglaterra.
La Iglesia vive el momento más cruento del conflicto de las investiduras y él debe defender desde la cátedra arzobispal el derecho que ella "tiene a la libertad" e impedir tendencias cismáticas que amenazaban a su grey.
Desde los primeros siglos de la era cristiana los Padres de la Iglesia, sobre todo los apologistas hicieron un marcado énfasis en el principio de la sucesión apostólica, como demostración de la legitimidad y autoridad de la Iglesia Católica ante las sectas cismáticas emergentes.
a Iglesia Católica Apostólica Mexicana o ICAM es el nombre con el que a través del tiempo se ha conocido a varias denominaciones religiosas cristianas cismáticas con sede en México, que no se encuentran en comunión con la Iglesia Católica Apostólica Romana.
Dicho concilio estipuló en sus actas la libertad religiosa (véanse las declaraciones Nostra Ætate y Dignitatis Humanæ), reformas eclesiásticas y eclesiológicas (concibiendo que la Iglesia de Cristo subsiste en la Iglesia Católica Romana y no es directamente la misma, ofreciendo así cierta legitimidad a las iglesias cismáticas y consideradas heréticas).
James Joyce por los irlandeses opinaron sobre el tema varios de sus compatriotas escritores, como Flann O'Brien: «Creo que, a través de velos de lascivia y blasfemia, Joyce emerge como un verdadero católico irlandés temeroso de Dios; se rebeló, no tanto contra la propia Iglesia, sino contra sus casi cismáticas excentricidades, su pretensión de que existe solo un Mandamiento, la vulgaridad de sus edificios, la superficialidad y estupidez de muchos de sus ministros.
El 28 de agosto de 1794, con la bula Auctorem Fidei, el papa Pío VI condenó 85 tesis aprobadas por el sínodo de Pistoya, declarándolas como heréticas, cismáticas o contrarias a la fe y a la tradición de la Iglesia.