cimitarra


También se encuentra en: Sinónimos.

cimitarra

s. f. Sable ancho y curvado usado por turcos y persas.

cimitarra

 
f. Sable usado por turcos y persas.
Sinónimos

cimitarra

sustantivo femenino
sable, alfanje, mandoble* (col.).
Traducciones

cimitarra

scimitar

cimitarra

scimitarra

cimitarra

cimeterre

cimitarra

弯刀

cimitarra

彎刀

cimitarra

Scimitar

cimitarra

Sapeli

cimitarra

SFscimitar
Ejemplos ?
Suspira Hixén; su corazón desgarra Una furia infernal; su mano lleva Al puño de la corva cimitarra Y abre los ojos la infeliz Halewa.
La cimitarra, a medio camino en su barrido fatal, cayó de una mano temblorosa y enervada, tintineando inofensiva sobre el pedregal.
"Entonces el Emperador señaló la cimitarra con el dedo, y el nubio la empuñó y abalanzándose sobre mí, me asestó un tajo terrible.
Acongojados, emprendimos la marcha, rodeados de aquella gavilla de ladrones, con renegrida barba encrespada en el mentón y cimitarra de dorada empuñadura al cinto.
e cómo Sun Wu - Kung arma a su pueblo y consigue sus armas mágicas Después de haber dado muerte al Monstruoso Rey de los Desastres y de arrebatarle su enorme cimitarra, Wu-Kung comenzó a practicar a diario el arte de la guerra con sus súbditos, enseñándoles a hacer lanzas con bambúes afilados, a fabricar espadas de madera, a confeccionar banderas y estandartes, a formar patrullas, a avanzar y retirarse, y a montar campamentos.
Aprovechándose de la confusión, Wu-Kung le arrebató la cimitarra de las manos y, blandiéndola con fuerza en el aire, asestó un tremendo golpe en la cabeza del monstruo, que al instante cayó por tierra dividido en dos partes iguales.
Una brillante cimitarra asestó un pesado golpe contra el yelmo puntiagudo del renegado, haciendo bajar una pesada nube sobre el cerebro ofuscado del Ecordión.
Los diablillos obedecieron sin rechistar y le ayudaron a ponerse el peto y el casco. Cuando todo estuvo dispuesto, agarró su cimitarra y abandonó la cueva, seguido de todos sus súbditos.
Entonces Ferragús, que no se había del rey Marsilio apenas apartado, viendo que su gente en rota huía, consumida soldado tras soldado, picó de espuela, y donde más ardía la batalla al instante fue llegado en que caía del corcel a tierra descalabrado Olimpo de la Sierra; un tierno mozo cuyo dulce canto, unido al son de su acordada lira, era capaz de hacer mover al llanto al pecho al que domina más la ira. ¡Dichoso si contento de honor tanto hubiera abºorrecido escudo y vira, y aljaba y arco y cimitarra y lanza.
Si quieres usar únicamente tus puños, allá tú. Yo prefiero servirme de mi cimitarra. Aunque, mirándolo bien, iba a resultarme demasiado fácil dividirte en dos con ella.
De esta forma, consiguió propinarle en el pecho una serie de puñetazos secos, que hicieron tambalear al monstruo. Sintiéndose inseguro, éste se olvidó de lo acordado y echó mano de su cimitarra.
Las armas no encierran para vosotros ya secreto alguno. Comprenderéis, por tanto, que esta cimitarra no acabe de gustarme. Más que una ayuda, es un completo engorro.