cigarra

(redireccionado de cigarras)
También se encuentra en: Sinónimos.

cigarra

(Probablemente del lat. cicara.)
1. s. f. ZOOLOGÍA Insecto hemíptero de color verdoso, grande, con dos pares de alas membranosas que se mantienen en reposo a modo de tejadillo, que vive en los árboles de cuya savia se alimenta. aqueta, chicharra
2. cigarra de mar ZOOLOGÍA Crustáceo decápodo marino, grande, de patas cortas y con las segundas antenas transformadas en escudos.
NOTA: Nombre científico: (Scyllarus arctus.)

cigarra

 
f. zool. Insecto del orden homópteros (Cicada orni), de cabeza gruesa, antenas reducidas, alas membranosas y abdomen cónico, en cuya base los machos poseen órganos estridulantes, con los cuales producen un sonido estridente y monótono.

cigarra

(θi'γara)
sustantivo femenino
zoología insecto verde o amarillo que produce sonido estridente y monótono La cigarra cantaba en el campo.
Sinónimos

cigarra

sustantivo femenino
chicharra, áqueta.

cigarra:

chicharra
Traducciones

cigarra

cigale

cigarra

cicada

cigarra

cicala

cigarra

cigarra

cigarra

Cykada

cigarra

cigarra

cigarra

Cicada

cigarra

ציקדה

cigarra

SFcicada
Ejemplos ?
Movido Júpiter a compasión, imagina un nuevo expediente: pone delante los órganos de la generación, que antes estaban detrás; se concebía y vertía la semilla, no el uno en el otro, sino sobre la tierra como las cigarras.
¿Y el mediodía? Guardar bajo las arenas una sandía, y luego partirla, y comerla y beberla mientras arden las cigarras en el talar crespo y gris.
Ésta es la hora en que los ganados buscan las sombras y la frescura, en que los verdes lagartos se esconden bajo las cambroneras y en que maja Testilis ajos y serpol, hierbas olorosas, para los segadores fatigados por el ardiente estío, y yo entre tanto voy buscando tus pisadas por entre los arbustos, que, bajo un sol abrasador, resuenan con el canto de las roncas cigarras.
Sus juegos eran infantiles y propios de zagales. Ora ella, con juncos que cogía, formaba jaulas para cigarras, y, distraída en esta faena, descuidaba el ganado.
De estos hombres nacieron las cigarras, y las musas les concedieron el privilegio de no tener necesidad de ningún alimento, sino que, desde que nacen hasta que mueren, cantan sin comer ni beber; y además de esto van a anunciar a las musas, cuál es, entre los mortales, el que rinde homenaje a cada una de ellas.
Su beso pica en el corazón y vuelve loco como la miel nueva. Además, temo despertarla si la beso. ¡Oh parleras cigarras! ¿No la dejaréis dormir con vuestros chirridos?
La idea platónica del Verbo, casi prevista por los indios y formulada en la Academia, a la sombra de los plátanos del Pireo, al chirrido de las cigarras áticas, halla todavía altares en nuestro corazón y en nuestra Iglesia.
¿La impulsividad? ¡oh! ¡oh! Cigarras imbéciles, ellos son las hormigas. :::Son graves doctores, :::no son ruiseñores. No ríen, no lloran, son la dignidad, el saber.
Todo son jubilosos juramentos. Cigarras, viñas, gallos incendiados, los árboles del sur: naranjos y nopales, higueras y palmeras y granados, y encima el mediodía curtiendo cereales.
Lo que me parece es que las cigarras, que cantan sobre nuestras cabezas, y conversan entre sí, como lo hacen siempre con este calor sofocante, nos observan.
Los sapos gritaban tan fuertemente como si estuvieran muriendo de sed y quisieran con sus croacroacroa atraer la atención del corazón del monte, del señor de la lluvia, TLALOCTLI. Las cigarras entonaban su monótona melodía y parecían competir con los zumbidos de los grillos.
Mientras los jabalíes moren en las cumbres de los montes y los peces en los ríos, mientras las abejas liben el tomillo y las cigarras el rocío, siempre vivirán entre nosotros tu gloria, tu nombre y tus loores.