cigarra


También se encuentra en: Sinónimos.

cigarra

(Probablemente del lat. cicara.)
1. s. f. ZOOLOGÍA Insecto hemíptero de color verdoso, grande, con dos pares de alas membranosas que se mantienen en reposo a modo de tejadillo, que vive en los árboles de cuya savia se alimenta. aqueta, chicharra
2. cigarra de mar ZOOLOGÍA Crustáceo decápodo marino, grande, de patas cortas y con las segundas antenas transformadas en escudos.
NOTA: Nombre científico: (Scyllarus arctus.)

cigarra

 
f. zool. Insecto del orden homópteros (Cicada orni), de cabeza gruesa, antenas reducidas, alas membranosas y abdomen cónico, en cuya base los machos poseen órganos estridulantes, con los cuales producen un sonido estridente y monótono.

cigarra

(θi'γara)
sustantivo femenino
zoología insecto verde o amarillo que produce sonido estridente y monótono La cigarra cantaba en el campo.
Sinónimos

cigarra

sustantivo femenino
chicharra, áqueta.

cigarra:

chicharra
Traducciones

cigarra

cigale

cigarra

cicada

cigarra

cicala

cigarra

cigarra

cigarra

Cykada

cigarra

cigarra

cigarra

Cicada

cigarra

ציקדה

cigarra

SFcicada
Ejemplos ?
Sólo cigarra con un son molesto (pues toda ave a la fresca sombra era) ociosa entre las ramas de un majuelo asorda valle y monte, y mar y cielo.
Sólo sé que esa voz, detenedora Del mísero Reinaldo en la espesura Bajo el poder de la celosa maga, Era la voz de tórtola judía Que gime en el Cantar de los cantares; La voz de anacreóntica paloma Donde hasta el himno se transforma en beso; Del persa ruiseñor la melodía Que de Jafiz en el Diván resuena, Y hasta el chirrido alegre y discordante Con que alivia al cansado caminante La cigarra del Ática en estío.
Calla de pronto el coro escolar, y por las ventanas abiertas llega hasta nosotros la voz de un niño, el más aplicado tal vez, que recita una fábula: La cigarra y la hormiga.
Ganaba todas las guerras y arrebataba las tierras. Una noche una cigarra le regaló una guitarra. Entonces él entendió lo importante que ganó.
Los caracteres de sus protagonistas aparecen en ella escandalosamente invertidos. La hormiga es en realidad un ladrón y la pobre cigarra una víctima.
Y aprovechándose éste de la ocasión, metió bien la mano en el seno de Cloe, y sacó de allí a la buena de la cigarra, que ni en la mano quería callarse.
Van en sus grupos vibrantes Revolando las abejas Como un áureo torbellino Que la blanca luz alegra; Y sobre el agua sonora Pasan radiantes, ligeras, Con sus alas cristalinas Las irisadas libélulas. Oye: canta la cigarra Porque ama al sol, que en la selva Su polvo de oro tamiza Entre las hojas espesas.
Todo es mentira en este relato inventado hace miles de años. La imprevisora y loca cigarra de la fábula es un ser laborioso y dulce, explotado hasta la muerte.
En todas las latitudes del mundo hablan las gentes de la cigarra á causa de la fábula, y sin embargo, son muy pocos los que han visto cigarras.
Ancha la casa que el poema narra: blancas mujeres, de azabache el pelo, hechas al par de hormiga y de cigarra; buenas para el bautizo y para el duelo, parejas en el hambre o en la medra, del sueño canto y del dolor pañuelo.
Algunos ruidos metálicos de élitros le daban a esta una dureza febril y reseca. A veces pulsaba la ardiente distancia el canto de la cigarra.
Cuando el cardo florece y la sonora cigarra, posada en un árbol, canta su canción armoniosa agitando las alas, en la cálida estación de estío, entonces están gordas las cabras, es excelente el vino, las mujercs se tornan más livianas y los hombres más voluptuosos, porque Sirio les abrasa la cabeza y las rodillas, porque tienen todo el cuerpo seco por el calor.