cigüeña


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con cigüeña: cigüeña negra

cigüeña

(Del lat. ciconia.)
1. s. f. ZOOLOGÍA Ave zancuda migratoria de gran tamaño, de color blanco con el borde de las alas negro, pico rojo y patas y cuello largos que extiende al volar, y que suele anidar en torres, tejados y árboles cerca de asentamientos humanos.
2. TECNOLOGÍA Hierro sujeto a la cabeza de la campana, donde se asegura la cuerda para tocarla.
3. TECNOLOGÍA Codo situado a cada extremo de un torno, que sirve para imprimirle un movimiento rotatorio.
4. cigüeña cabeza pelada ZOOLOGÍA Ave ciconiforme de cuerpo grueso, con la punta encorvada hacia abajo y plumaje blanco.
5. cigüeña negra ZOOLOGÍA Especie de esta ave que tiene el plumaje negro.
NOTA: Nombre científico: (Ciconia nigra.)

cigüeña

 
f. zool. Ave ciconiforme, de la familia cicónidos (Ciconia ciconia), de un metro de altura, de cuello y pico largos, cuerpo blanco, alas negras y patas largas y rojas; es ave de paso y anida en las torres y árboles elevados.
Hierro sujeto a la cabeza de la campana, donde se asegura la cuerda para tocarla.

cigüeña

(θi'γweɲa)
sustantivo femenino
zoología ave migratoria de patas largas y rojas ver volar una cigüeña
Sinónimos

cigüeña

sustantivo femenino
manivela, manubrio.
Piezas de tornos y máquinas.
Traducciones

cigüeña

لقلق

cigüeña

cigonya

cigüeña

storke

cigüeña

stork, crank

cigüeña

cikonioj

cigüeña

cigogne

cigüeña

חסידה

cigüeña

gólyafélék

cigüeña

bangau

cigüeña

cicogna

cigüeña

コウノトリ亜科

cigüeña

gandriniai

cigüeña

ooievaar

cigüeña

bocian

cigüeña

cegonha

cigüeña

аист

cigüeña

štorklja

cigüeña

stork

cigüeña

korongo

cigüeña

leylek

cigüeña

лелека

cigüeña

鹳科

cigüeña

stork

cigüeña

Щъркел

cigüeña

cigüeña

Čáp

cigüeña

황새

cigüeña

SF
1. (Orn) → stork
2. (Mec) → crank, handle (Náut) → winch, capstan
3. (CAm) (Mús) → barrel organ
4. (Caribe) (Ferro) → bogie, bogy
Ejemplos ?
Detrás va Pedro Domecq con tres sultanes de Persia. La media luna soñaba un éxtasis de cigüeña. Estandartes y faroles invaden las azoteas.
Los lomillos o carne de puerco pegada a las costillas. Çigonnino, Cigoñino. Pollo de cigüeña. Çinfonia. Instrumento músico de viento, de donde se dijo zampoña.
Mía tú que Currito está arrepentío de haber pintao contigo la cigüeña, que el hombre está por ti ciego del to; mira, Lola, que no se encuentra otro hombre más güen mozo que él, ni más gracioso, ni más echaíllo pa alante, y que, además de ser asín, el gachó es güeno, y además de sé güeno, que está abrigaíto y...
Sócrates: En este caso, mi querido Alcibíades lo que se dice de la cigüeña se podrá decir de mi amor para contigo, si después de haber hecho nacer en tu seno un nuevo amor alado, este le nutre y le cuida a su vez.
Palacios dejó la copita de coñac sobre la mesilla cigüeña, que el criado le había puesto delante con el tántalo abierto y surtido, y dando una chupada al habano, asintió.
12 Y estas son de las que no comeréis: el águila, y el azor, y el esmerejón, 13 Y el ixio, y el buitre, y el milano según su especie, 14 Y todo cuervo según su especie, 15 Y el búho, y la lechuza, y el cuclillo, y el halcón según su especie, 16 Y el herodión, y el cisne, y el ibis, 17 Y el somormujo, y el calamón, y el corvejón, 18 Y la cigüeña, y la garza según su especie, y la abubilla, y el murciélago.
9 Alcé luego mis ojos, y miré, y he aquí dos mujeres que salían, y traían viento en sus alas, y tenían alas como de cigüeña, y alzaron el epha entre la tierra y los cielos.
Las golondrinas y mil aves cantoras, al volver de su larga emigración, saludan con blando pío, ó con chirrido alegre, ó con trinos variados, sus antiguas conocidas viviendas. La cigüeña zancuda inmigra de Oriente o de África, y busca el nido en el viejo torreón o en el alto mirador de la alquería.
Llevaba en el pico un niño tan hermoso como un ángel que tendía sus manecitas hacia la reina; se le puso encima de las rodillas, y la reina se puso a besarle y a estrecharle contra su corazón, en muestra de su alegría. Antes de marcharse, la cigüeña cogió su saco de viaje que llevaba a la espalda y le presentó a la reina.
En fin, Poldy se allanó a tratar a la cigüeña sin que nadie se la presentase y sin saber quién era ni cuántos cuarteles tenía; dio también hacia ella algunos pasos, y extendió la mano y le tocó regaladamente la cabeza.
Una sola, Ana Dorotea, la más joven, tuvo un movimiento de conmiseración; cuando fueron a cortar un árbol medio seco en el que anidaba una cigüeña negra con sus hijos, que asomaban sus asustadas cabecillas, con lágrimas en los ojos suplicó que no se cortase, y no tocaron al árbol, que poco valor tenía, en verdad.
Era una corpulenta cigüeña blanca, que salió de detrás del torreón, y que sin el menor espanto, sino mansa y serena, se vino hacia Poldy con paso lento, grave y majestuoso.