cierro

cierro

1. s. m. Chile Tapia, cerca o vallado.
2. Chile Sobre de carta o tarjeta.

cierro

 
m. Cierre.
(And.) Mirador (balcón cubierto).
(Chile) Cerca, tapia, o vallado.

cierro

('θjero)
sustantivo masculino
balcón cubierto y cerrado un cierro con cristales y persianas
Traducciones

cierro

SM (Chile) → fence
Ejemplos ?
Eso es más parecido al agua que llevo en mí, si cierro los ojos siento como si las manos de una ciega tantearan la superficie de su propia agua y recordara borrosamente, un agua entre plantas que vio en la niñez, cuando aún le quedara un poco de vista».
-«Mucha bulla, pocas nueces; mucha paja, poco trigo.» -murmuró desde la puerta del ventorro el tío Perico. Aunque si lo de la recua no falla... El mancebo es listo... ¿Quién sabe?... Cierro y aguardo.. .
Y esto en invierno; que en verano, o cierro la puerta de mi antepecho, o he de contemplarlos hasta en la menor particularidad de su vida íntima, tanto de día como de noche...
¡Con qué fruición, pueril quizá, pero disculpable, me digo después de oírle: «-¡Aún queda un marino!...» ¡Y qué tentaciones me acometen otra vez de publicar aquí algunas de esas narraciones! Para no incurrir en semejante pecado, cierro el registro con un punto final...
Necesitaba la vida activa, para revolotear ligeramente y sin objeto, de flor en flor, como la mariposa. »Un día estaba la hermosa solitaria sentada, abanicándose, en su ventana o cierro de cristales.
-la hija del sol, bella y silenciosa, se parecía a esa madrugada sin vida. »Francisca la obligó a levantarse y a sentarse en su cierro de cristales, como tenía de costumbre, para evitar toda sospecha.
Viendo yo esto, y con ánimo de hacer un beneficio al pueblo, voy ¿y qué hago?, cierro el bardal dentro de un vallado, y todo ello sin más retribución que la propiedad de lo cercado.
De repente, aquella mujer que gemía quédase muda, sus ojos se abren espantados y fijos, un temblor convulsivo se apodera de ella, y sólo tiene acción para extender el brazo con un ademán lleno de espanto hacia la calle. Francisca se arrojó al cierro, y sigue con la vista la dirección que indican el brazo y las miradas de su ama, y ve...
Por aquel entonces no tenía yo, aunque bien relacionado, los arrimos que tengo hoy; así es que el expediente siguió su curso natural, sin que me sirvieran un rábano, para inutilizarle, más de veinte instancias que hice en apoyo de mi derecho. -¿De modo que al fin le despojaron a usted del cierro?
Púseme a pensar qué haría, y parecióme esperar a mi amo hasta que el día demediase y si viniese y por ventura trajese algo que comiésemos; mas en vano fue mi experiencia. Desque vi ser las dos y no venía y la hambre me aquejaba, cierro mi puerta y pongo la llave do mandó, y tornóme a mi menester.
Para mi casa llevan este muerto.” Dejo el camino que llevaba y hendí por medio de la gente, y vuelvo por la calle abajo a todo el mas correr que pude para mi casa, y entrando en ella cierro a grande priesa, invocando el auxilio y favor de mi amo, abrazándome del, que me venga a ayudar y a defender la entrada.
No olvidemos que los testigos llaman a Salvador Román: "Cabo Principal del descubrimiento y población de dicho Zaruma", "principal descubridor y poblador de dicho Cierro de Oro y Villa de Zaruma", así como "primer descubridor de dicha Villa", "primero y principal descubridor" y "primer descubridor y fundador de dicha Villa".