cierne


También se encuentra en: Sinónimos.

cierne

(De origen incierto.)
1. s. m. BOTÁNICA Fecundación de la flor del olivo, el trigo, la vid y otras plantas.
2. en cierne o en ciernes loc. adj. BOTÁNICA 1. En flor, aplicado particularmente a la vid, el olivo y el trigo. 2. Indica que un empleo o situación está en camino de realizarse en un futuro o que algo se encuentra en sus inicios: un abogado en ciernes.

cierne

 
m. Acción de cerner (fecundarse la flor).
En cierne. loc. adv. En flor; díc. de la vid, del olivo, del trigo, etc.
Estar en cierne, o en ciernes, una cosa. loc. fig.Estar una cosa muy a sus principios, faltarle mucho para su perfección.

cierne

('θjeɾne)
sustantivo masculino
botánica fecundación de la flor de algunas plantas el cierne de la flor de la vid
a. botánica en flor vid en ciernes
b. que está en camino de realizarse o en sus comienzos un médico en ciernes
Sinónimos

cierne


en cierne locución adverbio en flor.
Cuando se trata del estado de la vid, del olivo, del trigo y de otras plantas.
en cierne(s) locución adverbio en perspectiva, a la vista.
Por ejemplo: tienen un viaje en cierne(s).
Traducciones

cierne

SMblossoming, budding
en cierne(s) (Bot) → in blossom (fig) → in its infancy
es un ajedrecista en cierneshe's a budding chess champion
Ejemplos ?
De manera que, en sus luchas nacionalistas, raciales y religiosas, entre ellos mismos, agregan el peligro germánico que se cierne sobre su independencia, como una espada de Damocles que los puede herir o decapitar fácilmente.
Condenamos la amenaza que sobre la Sociedad Civil se cierne al militarizar el país, con personal y modernos equipos represivos, en vísperas de la jornada para elecciones federales.
Sin perder nada, sin dejar nada suyo en la tierra, emprendió su vuelo, se ocultó todo entero, y después de permanecer algún tiempo sobre nuestras cabezas, para purificarse, para lavarse de la mancha de los vicios inherentes a toda vida mortal, elevose a lo más alto de los cielos, donde se cierne en medio de las almas dichosas, admitido en el grupo sagrado de los Scipiones y de los Catones, héroes despreciadores de la vida y libertados por el beneficio de la muerte.
Formulad, rimad esos destellos de un don celeste, y tendréis creaciones tan placenteras como las campestres de Virgilio, tan amorosas como las de Tasso; tan heroicas como las de Quintana, tan celestiales como las de Milton; poesía misteriosa como lo íntimo del alma, aérea como la luz, vagarosa como el suspiro, muda como el pensamiento; poesía solitaria que, como el ave errante, se cierne en los aires, sin que el inhumano cazador que la persigue, alcance a escuchar la dolorida voz de su quebranto.
A inmenso trecho en el aire los neblíes se remontan, sin que los pierdan de vista los cazadores. ¡Qué airosa se cierne libre en los aires sobre sus alas, y esponja su fina y rizada pluma, la garza provocadora!
El que hoy intenta como nunca, como siempre, liberarse de sus prisiones, de sus cadenas inútiles, de sus candados atávicos, y brotar sin engaños, sin fraudes, sin dogmas, sin máscaras, a las superficies de un mundo en cierne, destructor de los sistemas subhumanos...
Pero mientras, cuando apenas está en cierne ese tiempo, ¿Cómo podremos olvidar que hemos nacido en una región que, metafóricamente, en maternal actitud, nos ha cubierto con las caricias de sus vientos y de su sol, que nos ha deleitado con la claridad de su atmósfera, con el esplendor de sus paisajes, con la presencia de sus montañas, con la inmensidad de sus campos con la euforia de sus ríos y el vaivén de sus mares?
A pesar de la amenaza que se cierne sobre Madrid, hay que tener presente que hay un pueblo en pie, y por nada del mundo se le hará retroceder.
Otro se arruina por ensanchar un palmo más su mezquino territorio; otro, con más voluntad que inteligencia, se ahoga sólo bajo el peso de su nombre; y otro, y otro..., y todos acá y allá luchan, todos esperan, todos temen; y en vez de derechos y de dignidad llueven lutos y desastres, y el ángel del exterminio se cierne en el espacio, señor de los destinos de la Tierra.
Llover el trigo en las eras, :las viñas estando en cierne, :no hay labrador que gobierne :bien sus cubas y paneras; : Mas las riñas más de veras, : si suceden por San Juan : todo el año paz nos dan .
La moda del `gauchesco' pasó; pero ahora se cierne otra amenaza, está en formación el `lunfardo', léxico de origen espurio, que se ha introducido en muchas capas sociales pero que sólo ha encontrado cultivadores en los barrios excéntricos de la capital argentina.
–En cambio, para los obreros, el pequeño aumento que solicitan será de verdadera importancia porque les permitirá vestir y alimentar mejor a sus hijos angustiados y martirizados por la miseria que se cierne sobre tantos modestísimos hogares.