ciaboga

(redireccionado de ciabogas)

ciaboga

(De ciar, remar hacia atrás + boga, acción de bogar.)
s. f. NÁUTICA Vuelta que se da a una embarcación moviendo los remos o bien, si es de vapor, sirviéndose del timón y la máquina.

ciaboga

 
f. mar. Giro en redondo de una embarcación de remos, bogando por una banda y ciando por la otra.
Ejemplos ?
Un cronista nos relata el asombro que causaron las ciabogas de la trainera donostiarra en la Bandera de la Concha de 1894 (no hay que olvidar que en aquel año los giros se realizaban todavía dentro de la Bahía, a la vista de los espectadores): AGUIRRE, Rafael (1972): Juegos y deportes vascos: "Estropadak, regatas de traineras" (Enciclopedia Ilustrada del País Vasco).
En dicha Bandera del Abra de Bilbao de 1919 realizó la famosa "ciaboga de Kiriko". Es la regata en la que mayor repercusión alcanzó la nueva manera de maniobrar en las ciabogas que popularizó Kiriko.
En regatas con giros, también llamados ciabogas, tiene la máxima responsabilidad, ya que de él, en gran parte, depende el hacer una buena entrada a la boya, y dar las órdenes de parar y arrancar en el momento adecuado de forma que el giro sea lo más rápido posible y con el mínimo de perdida de velocidad.
Es una embarcación de aproximadamente 9 metros de longitud. Es usual llevar pica, que es el instrumento con el cual se realizan las ciabogas.
Competiciones entre embarcaciones de 13 remeros y un patrón típicas del norte de España. Las regatas se hacen en aguas de mar con ciabogas.
La gran mayoría sobre recorrido de 4 largos y tres ciabogas a realizar, sobre una distancia total de 3 mn (5556 m). El decimotercer remero se sitúa en la proa (de ahí el nombre proel) y es el encargado de utilizar la pica o espaldín, que no es más que un remo más corto que sirve, apoyado en el branque de la trainera para forzar el giro de está en las ciabogas.
En España y Gibraltar en regatas de Cuatro, con ciabogas cada 250 o 500 m, sobre las mismas distancias del remo de outrigger; en Portugal en las tres variantes, en línea recta sin ciabogas.
Y fue en esas competiciones nacionales de bateles donde Castropol comenzó a situarse en primera línea del remo español, especialmente en las primeras mitades de los años 50 y 60 Hasta los años ochenta la mayoría de las regatas de bateles eran a ocho largos, lo cual hacía que las ciabogas (siete, con la circunstancia de que al ser el largo de sólo 250 metros todas las maniobras eran claramente visibles por el público) fueran parte esencial tanto del espectáculo como del resultado de la prueba, y que los patrones adquirieran un protagonismo muy evidente.
En el año 2006 fue la quinta regata de las 13 que se disputaron en la liga y en el 2007 (se disputó en tres tandas de cuatro con 5.556 metros y tres ciabogas con cuatro largos) fue la quinta de las 14 disputadas.