chuzo


También se encuentra en: Sinónimos.

chuzo

(De origen incierto.)
1. s. m. Arma semejante a la lanza, formada por un pincho de hierro fijo en un palo.
2. Pedazo de hielo que cuelga de algún sitio. carámbano
3. Chile Barra de hierro cilíndrica y puntiaguda que se usa para abrir los suelos.
4. Chile Caballo viejo, de mala calidad.
5. Chile Persona incompetente, torpe.
6. Cuba Látigo de cuero retorcido que se va adelgazando hacia la punta.
7. caer chuzos de punta o llover o nevar a chuzos coloquial Granizar, llover o nevar abundantemente y con fuerza.
Traducciones

chuzo

chuço

chuzo

pike

chuzo

A. SM
1. (= bastón) → spiked stick
2. (= aguijón) → prick, goad (CAm) [de alacrán] → sting
caer chuzos de puntato rain cats and dogs, pelt down
echar chuzosto brag
3. (Mil, Hist) → pike
4. (Andes) → shoe
5. (Cono Sur) (= zapapico) → pickaxe, pickax (EEUU)
6. (Caribe, Cono Sur) (= látigo) → whip
7. (CAm) (= pico) → beak
8. (= pene) → prick
B. ADJ (CAm) [pelo] → lank
Ejemplos ?
Veredas del Municipio de Santa Rosa de Cabal por Corregimientos: Corregimiento El Español: Bajo Español, Caracol, Cuchilla Atravesada, El Español, El Chuzo, El Zancudo, La Estrella, La Florida, Tres Esquinas, La Grecia, La Guaira, La Honda, La Varsovia.
Antonio González Álvarez, más conocido como Chuzo, (Antequera, Málaga, 28 de enero de 1940) es un ex-futbolista español. Chuzo comenzó jugando de interior, pasando posteriormente a jugar en medio de la defensa.
Siguió entonces un momento del más absoluto silencio, el chuzo no golpeaba, no podía ver lo que hacía mi compañero, pero sí sentía cerca de mí su respiración fatigosa...
Dejemos hablar al señor X que contaba después este trance, temblando todavía. «Los golpes del chuzo caían sobre algo fofo y suelto, y, sin embargo, unido y compacto.
Los ojos de mi compañero ya no brillaban, ardían, giraban dentro de sus órbitas, estaban algo inflamados por el insomnio y adquirían por momentos una inquietud siniestra. Los golpes del chuzo seguían cambiando de sonido y revelaban claramente la existencia de algún objeto duro ya no distante...
Quedó ésta en el hueco de una ventana; comenzó el desconocido a sacarse la blusa para poder manejar mejor el chuzo; y el señor X se inclinó sobre la pared para poder examinar desde allí todos los movimientos de su compañero.
¿Por qué el hombre del chuzo le volvía a mirar con esos ojos de gato? ¿Qué quería hacer? El silencio era inmenso, ese silencio de las noches de campo; el mugido de una vaca allá lejos, en la soledad de los potreros, ladridos lejanos de los perros de los inquilinos y uno que otro gemido agudo del Nerón, el perro de la casa, que al sentirse amarrado de un tronco lloraba con su aullido prolongado y lastimero.
El chuzo volvió a golpear con verdadera fiebre la tierra, y ya comenzaba a sentirse duro el suelo de nuevo, cuando sorprendí en mi compañero una mirada diabólica en que se veía concentrada una gran codicia y un destello de desconfianza.
Mi padre y mis hermanos grandes, con toda su gravedad de señores muy principales, se daban sus vueltas por allí, y sacaban con un chuzo, de la hirviente cazuela, ya el dorado buñuelo, ya la esponjosa y retorcida hojuela; o bien haciendo del mecedor revolvían el pailón de natilla, que, revienta por aquí, revienta por más allá, formaba cráteres tamaños como dedales.
En el pueblo, cuyas costumbres eran patriarcales, los vecinos que debían madrugar tenían la de poner piedras en el umbral para que el sereno supiese a qué hora debía despertarles golpeando la puerta con el chuzo.
Dos espadas eran negras a lo dulcemente rufo sus cejas, que las doblaron dos estocadas de puño. Al fin en Píramo quiso encarnar Cupido un chuzo, el mejor de su armería, con la herramienta al uso.
SOLDADO: Bueno: sota y caballo; no falta sino el rey para tomar las manos. Ven acá, digo otra vez, ¿y tú no sabes, Pasillas, que pasado te vea yo con un chuzo, que Cristinica es prenda mía?