chusco

(redireccionado de chuscos)
También se encuentra en: Sinónimos.

chusco, a

(De origen incierto.)
1. adj./ s. Que resulta gracioso y sorprendente llevas un peinado muy chusco. chocante
2. adj. Perú Se aplica a los animales, en especial a los perros, que no son de raza, sino cruzados.
3. s. m. COCINA Panecillo o ración de pan, en especial la que se reparte a los soldados en el ejército con unos chuscos y un poco de queso se lanzó al monte.

chusco, -ca

 
adj.-s. Que tiene gracia, donaire y picardía.
m. mil. Pieza de pan de munición.

chusco, -ca

('t∫usko, -ka)
abreviación
que resulta gracioso un sombrero chusco
Sinónimos

chusco

, chusca
Traducciones

chusco

mongrel, droll

chusco

drôle

chusco

1 ADJ
1. (= gracioso) → funny, droll
2. (Andes) [perro] → mongrel; [caballo] → ordinary; [persona] → coarse, ill-mannered

chusco

2 SM un chusco de pana hunk of bread
Ejemplos ?
-Pos dos chuscos ca veinticuatro horas y to lo que quiée tomar de café y de bebía y de to lo que el cuerpo le píe, y además que siempre que a cualisquiera le sopla una güena racha, le da lo más o lo menos.
En seguida presentó otro nuevo desafío: y fatigados los jueces de los clamores de los supersticiosos, de las quejas de las mojigatas y de las burlas de los chuscos, negaron la segunda tentativa, que no obstante era de derecho natural: después de ordenado un combate, me parece que no se podía rehusar legítimamente el otro que se pedía.
Conforme le diba diciendo, la Rafaela está por Cayetano y Cayetano está al cabo de la calle de que la chavalilla está rabiando por tener un güen mantón pa los días de repique, y el otro día, al enterarse de que la señá Trini la Petaquera quería vender el suyo que, según ella, le costó a su hombre cuando se casó, cerca de cien machacantes, pos Cayetano se fué a verla, a ver si podía jincarle el diente, y endispués de una semana de chalaneo, ha conseguío que la Trini se lo dé en treinta chuscos, quince al contao y el resto a dos duros por semana.
-Vaya si lo era, y además güeno y vivo y con parneses, con tantos parneses que cuando la Rosario le pedía algo, él le pagaba un chusco por cá beso que le daba. -Cámara, pos no serían chuscos los que ganaría la gachí a toas las horas del día.
Y, total, que estoy ya tan requetelíao, que pa medio dir tirando tan siquiera del argaijo necesitaba yo cien chuscos por lo menos, y como eso es como si se necesitara una mina en el Perú, pos velay tú, aún estoy pensando en qué sitio me debo meter el zambombazo pa acabar de una vez de pasar fatiga.
-Pos, hija, llevo un vestío de sea que ya lo quisiera, pa ella lucirlo, la reina regente; un mantón que no está pagao dando por él to lo que pesa en billetes de a cinco chuscos; una gargantilla que toa la que la ve se quea hirnotizá; unos sarcillos de oro y diamante que están pidiendo a voces orejas de topacios, y un abanico de marfil to calao, tan calao que no se le ve el marfil, como que vale un millón; yo no te diré más sino que Toña, la hija del Caracola..., la Antoñica...., la que casi to el año está escupiendo y dándole guita al corsé...
-Está bien -repúsole con expresión complacida el ventorrillero al ver honrada su casa por tres de los de más fama de los hombres garbosos de la capital, y después continuó: -Pos a servir a esos tres patriarcas como si ca uno de ellos me fuera a dejar al morir una renta vitalicia. -Como que tó se lo merecen, como que sueltan esos gachones los chuscos como si fueran bombones.
-No, señor, que no voy a fincarme en un lugar que güele tanto a marisco, pero es que hoy yo por catorce o quince chuscos sería capaz de subir a una cucaña.
Y el viejo se acostumbró a la presencia de Ignacia a la hora del café, a su pico fresco y vivaz, a sus entrometimientos de mal tono, pero chuscos y divertidos.
«¿Cómo de grande?», le pregunté yo, creyendo que lo que me diba a peir era, cuando más, que me pusiera en cuclillas, y el hombre se me queó mirando como si tuviera mieo de dicir lo que me diba a dicir, y na, que me pidió emprestao dos mil riales en chuscos u en billetes de los de circulación forzosa.
Por otro lado, los lobos marinos chuscos (Otaria flavescens) son muy abundantes en las islas, su población puede alcanzar más de un millar de individuos.
En la pastorela hay dos personajes chuscos: El Tatita y su hijo Bartolo; una aproximación a los personajes danzantes de los viejitos.