churrasco


También se encuentra en: Sinónimos.

churrasco

1. s. m. COCINA Carne asada a la brasa no pidas churrasco en cualquier restaurante, procura que sea en una brasería.
2. Argent. Asado hecho al aire libre.
3. Argent. Muchacha bonita.

churrasco

 
m. (Amér.) Carne asada a la brasa.

churrasco

(ʧu'rasko)
sustantivo masculino
culinario trozo de carne roja y grande asada almorzar un churrasco
Traducciones

churrasco

churrasco

churrasco

Churrasco

churrasco

Churrasco

churrasco

Churrasco

churrasco

シュラスコ

churrasco

Churrasco

churrasco

SM
1. (= filete a la parrilla) → barbecued meat
2. (Cono Sur) (= filete) → steak
Ejemplos ?
Y el ruso concluyó: -Cada mañana vendrá un indio a mis órdenes a traerte los comestibles: un churrasco de vaca, un pan, un pedazo de queso y unas frutas.
Urazurrutia, 32 À Table, Calle Dos de Mayo, 18 Ágape, Calle Hernani, 13 Berebar, Calle San Francisco, 65 Borne, Calle General Castillo, 3 El Churrasco, Calle Conde Mirasol, 9 El Perro Chico, Calle Arechaga, 2 Mina, Muelle Marzana, s/n Nura Bilbao, Calle Dos de mayo, 1 Ogetamairu, Calle Bailén, 33 Dando la Brasa, Arechaga, 7 Amparo.
El padre está en la cocina, tomando mate y vigilando la preparación del churrasco jugoso que chisporrotea en la ceniza y le hace agua a la boca.
Los habitantes de este estado son llamados gaúchos, el plato típico es el churrasco (carne asada) y el mate es la infusión tradicional.
¡pucha! que esta espumadito, ¡qué churrasco bien asao, córranse para este lao y corten del calientito. JULIÁN GIMÉNEZ ¡Si este Baliente, es matarse!
Apenas se vio Felipe del Estero entre la buena compañía de sus subordinados, exclamó: -Dadme un vaso de vino... Dadme un pedazo de churrasco (carne de vaca asada sobre las ascuas)...
¿Os ha ido mal en la encerrona...? ¿No os ha gustado el churrasco que yo os preparaba...? Si comisteis bien, os ruego que me lo agradezcáis, con alguna limosna.
Con el criollismo ecuestre y trashumante, lo primitivo de las comunicaciones y la hacienda que se encontraba en el camino y que permitía renovar los montados y preparar el churrasco diariamente, fue fácil hacer política opositora.
Don Ruperto bien se acordó haber comido, algunas veces, algo medio parecido: una especie de cosa dura y quebradiza, que llamaban galleta, amarillenta en el interior, con olor a moho y preguntó si era esto lo que tanto entusiasmo despertaba en el ánimo del piamontés. Por él prefería cualquier churrasco, aun mal cocido en las cenizas.
Hubo trigo para comer pan todo el año. No hubo ya, en casa de don Ruperto, caldo sin sopas, ni churrasco que no tuviese por compañero una tajada del precioso alimento.
Cuando el mendigo avanzaba por el camino, sentían palpitar el pucho. Luego, en el patio, mientras llevábanle un churrasco, "Truco" seguía con aquella luciérnaga en los labios.
Puesto envidiado el suyo; si bien tiene ciertas obligaciones fastidiosas, como la de estar el primero en el trabajo, para carnear o encerrar y el último en el tendal, para barrer, también puede, de cuando en cuando, disimular para un sabroso churrasco, algunas achuras, como la tripa gorda o los riñones, y si, a ratos, el trabajo es fuerte y penoso, también tiene sus largos momentos de descanso.