chumbera

(redireccionado de chumberas)
También se encuentra en: Sinónimos.

chumbera

s. f. BOTÁNICA Higuera chumba, nopal, planta crasa.
Sinónimos

chumbera

sustantivo femenino
Traducciones

chumbera

ficodindia

chumbera

SFprickly pear
Ejemplos ?
Aquí abundan plantas como las palmeras, las paleras (chumberas) y pitas ("piteras"), y como cultivo de secano por excelencia, el almendro.
A él no le gustaban los cactos en absoluto, debido a algunos encuentros desafortunados con chumberas durante los trabajos de construcción del ferrocarril.
El jardín se sitúa en una antigua cantera, en unos terrenos donde se cultivaban chumberas, y tiene forma de semicírculo, con un conjunto de cactáceas y suculentas de mil especies diferentes.
Eran unos jardines empinados, a la vista de la ciudad, en unos terrenos donde crecían desde antaño setos de chumberas y ágaves, plantas aromáticas como el romero y el espliego, flores como rosas y azucenas, arbustos como el zumaque, olivos y árboles frutales como el almendro y el albaricoquero, o un híbrido de ambos, el damasquino.
En zonas mucho más áridas, destacan: los pastizales o zacatales; el pino piñonero; el encino; el álamo; el olivo; el cedro; el huizache; las chollas o biznagas; los nopales o chumberas; los cardones; los magueyes o agaves; y gran variedad de cactus.
Arizona cuenta con una amplia diversidad de vegetación como consecuencia de su terreno variado. En el desierto crecen numerosas especies de cactus, como el saguaro, cuya flor es la flor estatal, las chumberas y la yuca.
engan con nosotros los que nos leen y no teman a los rayos del sol, que una fresca brisa de Levante templa sus vigores y acaricia el ramaje que proyecta sus movibles sombras en el polvoriento camino que festonean dos largas filas de chumberas como acudilladas acá y acullá por árboles altísimos y frondosos.
La luna inundábalo todo con su luz serena y pálida; apenas algún que otro lucero brillaba en el tranquilo horizonte en que resbalaban lentamente algunas nubes; dormía todo inmóvil y silencioso en el monte; el lagar de los «Mimbrales» fulgía como de marfil y como engarzado entre las flotantes ramas de dos copudísimos algarrobos; los olivos y los almendros manchaban las empinadas laderas con sus tonos oscuros, y con sus claros verdores las apiñadas chumberas, que circuían el bien encalado edificio; la solemne quietud no era turbada más que de tarde en tarde por el ladrido de los perros, leales y avisados guardadores de los cercanos caseríos.
Media hora después recibía, llorando, la señora Micaela a su hija, que procuraba sonreír para tranquilizarla; el señor Toño el Chuchumeco y su hijo Juanón explicábanle momentos después lo ocurrido a la anciana, diciéndole: -Pos gracias a que pa dir a ea de los Frangullos, en lugar de tirar por la ermitica, se mos ocurrió tirar por la trocha de las chumberas, que si no quizás estaría allí la probe entoavía, y ya sin frío ni calentura, poique cuando mosotros llegamos estaba que parecía de hielo mesmamente.
a venta de los Garañones yacía en silencio; la luna, que rompía por entre blanquísimas nubes, iluminaba dulce y serenamente la perspectiva; la carretera que blanqueaba serpeando ora por las faldas, ora por las cumbres de los montes; la venta de muros encalados y de blanca chimenea, por la que escapábase el humo en ondulante espiral; la parra, la añosísima y reducida parra, que cubría la puerta con un a modo de caprichoso dosel de pámpanos sostenidos por recias estacas; las chumberas, que servíanle al edificio a modo de pintoresco cancel, y los frondosísimos algarrobos, que erguíanse acá y acullá cabeceando y simulando rumor de romper de olas cuando el viento movía su ramaje verdinegro en que la luz de la luna parecía tejer maravillosos calados de argentería.
Las necesidades de los payeses se llevaban a cabo en «es figueral de moro» (el campo de chumberas) en verano, invierno, día o noche.
Los montes de Ojén poseen un gran bosque mediterráneo de quejigos, alcornoques, encinas, pinos, pitas y chumberas, que llegan hasta el borde de la carretera.