Ejemplos ?
El chuletón puede preparase entero o deshuesado, y en general sin ninguna materia grasa: a la parrilla, a la brasa, a la plancha o incluso al horno.
El término «chuletón» se usa por lo tanto en España sobre todo cuando la porción de carne es de buen tamaño, se la haya separado o no de su costilla.
A menudo llamado el “solomillo del carnicero”. Rib eye steak — Un chuletón extraído del músculo longissimus, situado a proximidad de las costillas del buey.
En Venezuela se le conoce como punta trasera y es ideal para asar a la parrilla. Chuletón — Es el nombre que se le da en España a una chuleta de vacuno (o lo que es lo mismo, un entrecot) de buen tamaño.
El chuletón es de ternera Avileña, raza autóctona de ejemplares negros y de excelente carne. La carne de Ávila tiene indicación geográfica protegida.;Ávila en la literatura Dos de las figuras claves en la historia de Ávila son las de los místicos del siglo XVI Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz, que pasaron buena parte de su vida en la ciudad y en la que escribieron parte de su obra literaria.
Cuando se lo separa del hueso de la costilla, el rib eye steak es lo mismo que el chuletón, el entrecot o el bife de chorizo. Rib steak — Es el mismo corte de carne que el rib eye steak pero con la carne y la costilla todavía unidas entre sí.
Cortando más todavía en el espesor de la carne se pueden obtener todavía más entrecots, pero eso hace que los entrecots resultantes sean cada vez más finos, lo cual afectará en la textura y el sabor de la carne a la hora de cocinarla. En España, cuando un entrecot es de buen tamaño y su espesor no ha sido rebajado, se le llama «chuletón».
Entrecôte — Es el entrecot o chuleta de vacuno, la carne de una costilla de buey deshuesada y, en ocasiones, cortada transversalmente para obtener cortes menos espesos. Si no se le rebaja el espesor en España se le llama «chuletón».
Chuleta, chuletón, entrecot, costilla de ternera o solomillo son filetes (o bistecs, o bifes) pero cada uno de esos términos se refiere a una parte muy precisa de la carcasa de un vacuno.
El resto de pastelerías de la ciudad también lo fabrican pero bajo la denominación genérica de «Yemas de Ávila» o simplemente «Yemas». Se elaboran como su propio nombre indica a partir de la yema de huevo. Chuletón de Ávila.
Se trata de un gran chuletón de ternera a la parrilla y poco hecho. Se puede disfrutar en cualquier punto hostelero de la ciudad.
Son característicos en las mesas abulenses los platos de judías del Barco, el chuletón de Ávila, las patatas revolconas y las yemas de Santa Teresa.